.

.
©

PROYECTOS PARA UN NUEVO AÑO

Nada raro bajo el cielo de mañana...
Caminar hasta encontrar por fin la paz.
Un antiguo desafío y varios más
(como todos)- no avanzar es cosa insana-

Cierto plan para saber mejor quién soy.
Y el empeño de sembrar -como hasta hoy-
toneladas infinitas de ternura
(si me sigue respondiendo la cintura…;)
-
siempre en tierras de tu estricta propiedad,
salvo orden que en contrario impartas vos
o decreto que ¨de oficio¨ firme Dios,

y atendiendo a ese nivel de prioridad.