.

.
©

LA SANTA PACIENCIA






¨Entre tu cuerpo y el mío
Nunca la extensión verás;
Nadie medirá jamás
La inmensidad del vacío.¨
OMAR KHAYYÁM






I
La trama de la Vida
compone su atributo de Momentos.
La Seda nunca olvida
el Hilo que la urdió. Los Instrumentos
perviven en la Música encendida.

II
La Gota abandonada
que ha sido despojada de su entero,
y espera desolada,
trepada en el glacial despeñadero
¿sabrá que alguna vez fue marejada?

Y el Mar, la azul espada
clavada en el talud sin miramientos,
Señor de la alborada,
Amante voluptuoso de los vientos
¿sabrá que hay una Gota desgajada?

III
La esencia separada
no pierde su virtud, no transfigura;
la Gota es marejada
y el Mar es el conjunto y la figura
de innúmeras partículas ¡o es nada!

La rueca prefijada
que gira y determina va a lograr,
en hábil estocada,
que vuelva la pequeña Gota al Mar
y el Mar a su porción desamparada.

IV
En franca analogía,
uniendo tu universo con mis trazos
dispersos, alma mía;

no importa el desacuerdo en nuestros lazos,
 el verbo destilando su atonía,
 el sol hecho pedazos
o el arduo laberinto de las hiedras.


¿Sabés…? sobre tus pasos
vos vas a regresar entre estas piedras

y yo voy a volver hasta tus brazos.




















CANCIÓN PARA PEDRO





I

El Ángel Azul bajó
hace un año, de una estrella,
para alegrarnos a todos
la vida y la primavera.

Airado, llegó el mocoso,
para opacarles belleza
al encumbrado rosal
y a la sutil madreselva.

De a poco, se fue cortando
(con invisibles tijeras)
las dos alas que tenía
nacaradas como perlas.

De azul, conservó los ojos,
para que el Cielo supiera
que tiene un competidor
de cuidado, acá en la Tierra.

En el perchero dejó
colgadas las alas nuevas,
y la aureola la perdió
haciendo mil volteretas…




II

Pedro se llama. Podría
llevar un nombre cualquiera,
pero eligieron dotarlo
con la virtud de la piedra,

que es base y cimiento fuerte,
que no teme a las tormentas,
que soporta el golpe artero
del viento y no se amedrenta.

Que seguirá de sus padres
la bien dibujada huella,
y hará aún mejores caminos
confiando en sus propias piernas.

Que dará luz en la sombra
cuando la sombra nos quiera
cubrir con el manto odioso
de sus nubes traicioneras.

Que será río en el medio
de nuestros mares de arena,
y brújula incontestable
si le erramos a la senda.



III

Y el Ángel alicortado
que hoy se ríe, canta, y reina,
se ha convertido en un mago
devastador de tristezas.






El Ángel Azul bajó
hace un año, de una estrella,
para alegrarnos a todos
la vida y la primavera.


Pedro se llama. Podría
llevar un nombre cualquiera,
pero eligieron dotarlo
de solidez y nobleza.








MILONGA DEL PARAÍSO











I

Dormite tranquilo… Adán...
Soñá con los angelitos
que gráciles y tiernitos
cuidándote el sueño están.

Dormí, que vienen y van
con un vuelo delicado,
librándote de pecado,
imprudencias, tentaciones,
y escandalosas pasiones,
(que al día de hoy...) te han salvado.


II

Dormí tranquilo, bombón.
Acomodate en la sombra
del ¨árbol que nadie nombra¨
bajo un bendito edredón.

Y si te agarra un bajón
de azúcar, dale sin asco
a las plantas de damasco,
a las limas, a las peras
y a las ciento veinte higueras,
hasta zafar del atasco.


III

Relajate y mordisqueá
el Jardín divino entero,
esquivale al limonero,
porque por agrio… ¨no da¨;

pero sin miedo atacá
las moras almibaradas,
las uvas azucaradas,
(y con la venia de Dios)
si el hambre te ataca a vos,
arrasá con las granadas.


IV

En fin, jugá dulcemente
con las criaturas del bosque,
que ninguna se te enrosque
(silenciosa y lentamente…)

Caminá confiadamente,
porque no puede haber pozo
ni bichito peligroso
en un parque tan cuidado,
limpito y desinfectado
como el Edén majestuoso.


V

Tejé al crochet con los tallos
de las flores celestiales,
bañate en los manantiales
que del sol tiñen los rayos.

Hacé dulce de zapallo,
ingerí comida sana
y ¡empachate con bananas!

que más temprano que tarde,
vas a venir a rogarme
un mordisco de manzana...


























Dormite tranquilo… Adán...
Soñá con los angelitos
que- por ahora- chiquito,
cuidándote el sueño están...








Tuya por siempre:


EVA









SE ESTÁ BUSCANDO UNA NENA






Se está buscando una nena
rubiecita,  de ojos raros
(ni tan verdes ni tan claros…)
con ondulada melena.

Iba a pasito de avión,
al viento mismo le huía
con cierta melancolía
creciendo en su corazón.

Disfrazada de princesa,
con un par de alas cosidas,
una sonrisa encendida,
y un delirio de grandeza.

Llevaba un libro en la mano
con las rimas becquerianas,
un sueño de porcelana,
un futuro amor, el plano

de un imposible tesoro,
una mochila chiquita
cargada de margaritas,
y dos manzanas de oro.



Si alguien llegara a saber
de ella, ruego me avisen,
porque según muchos dicen,
ya nadie la ha vuelto a ver...


La he buscado en la mirada
de las nenas que parí,
y aunque traté, no la vi;
¿Será que busco a un fantasma…?





¿Detrás de qué duende huyó
la nena que me habitó?


¿A qué cielo habrá emigrado
llevándose mis veranos?


¿Por qué enterramos los sueños
que engendramos de pequeños?









INTIMACIÓN FLOREADA





Estimada


esteeee...¿?
a ver...
bue,


Poeta:
____________________

Sirva la presente para solicitarle tenga a bien arbitrar medios más fehacientes para satisfacer sus múltiples dudas afectivas y/o pasionales y/o existenciales,


(por ejemplo:
pregúntele al tipo y déjese de jorobarnos, m´hijita...),


en virtud de que en los últimos cuatro (4) años se ha constatado una baja alarmante en el número y calidad de los ejemplares de nuestra especie.


Una exhaustiva investigación de la no tan confiable O.N.G :


¨AF.A.LA.M¨(Aflojale A Las Margaritas),


arrojó el lamentable dato que antecede, en cuyo informe, se la involucra a Ud. en forma directa, como principal responsable de tan penosa devastación.

Al aguardo de que tome razón de lo aquí expresado - y las medidas correctoras del caso-, so pena de accionar en su contra, saludámosle (no muy) ATTE.






Dra. Margarita KOMPLICADA LACOSSA

¨MARGARITAS EN EXTINCIÓN¨
(Asoc. sin fines de lucro)
Departamento Legales.





Dirección de contacto:
www.sacameladudaquemegusta.com.ar





MALA PRAXIS








Se fue rompiendo el castillo, sin pausa.
Los naipes uno a uno se tumbaron,
y sobre un mármol frío redactaron
un epitafio sin nombres ni causa.

La Maestra de Obras contempló la escena
sin estupor, sin dolor y sin llanto.
¡Edificarlo había costado tanto…!
y sin embargo, no sentía pena.

Tal vez al filo del entendimiento,
el eco atroz de la cruda razón
ganó la apuesta al pobre corazón
que construyó sin colocar cimientos. 


Ir tras tus pasos, alcanzar tu mano,
fue igual de mágico, sublime, y vano…








PARA MÍ, QUE LA PIFIASTE...






Convengamos, sin rencores,
que adentro este gallinero,
yo exageré en cacarear,
y a vos te faltaron huevos...

Olga Yinnita

Filósofa y veterinaria
(Sicilia-Italia
1791-1861)





La pifiaste en callar que jamás la quisiste.

El espejo está roto.
Se ha velado la luz que inundaba su foto
y parece- no miento- que en esa sonrisa
hay un gran nubarrón de tormenta y ceniza.


Este oscuro vacío
hoy le duele quizás más que el odio o el frío
de un puñal sostenido en tu palma distante,
espoleando el volcán de su pecho anhelante.


Se ha jugado su suerte.
La esperanza de vida es peor que la muerte
si el amor no respira asfixiado de humo,
y la sangre se frena en un mórbido grumo.

Yo, que vos, le diría, que no la querés..

Es un acto valiente
que la puede ayudar a enterrar lo que siente.
Un manchón de palabras, dos frases concretas,
un mensaje sin vuelta en pizarras secretas.


Hay mujeres que chocan
en un muro sin ver que ellas mismas provocan
que el peñasco se vuelva un inmenso diamante
resistente al calor y al apremio constante.

Yo sospecho que ignora
que ha caído el telón, que ha llegado la hora
de dejar de sembrar en la piedra escarpada
y por fin renunciar a esta absurda cruzada.

AMOR DE IDA









Este camino
ya nadie lo recorre,
salvo el crepúsculo.
Matsuo Basho


Amor de ida:
Brote inabarcable,
brazo de agua, vena transparente
que mil y una noches indecente
con su virtud silente inconfesable,
calmó mi sed antigua. Tu vertiente
se deshilvana ambigua e inestable,
como se apaga el sol en el poniente

sobre las viejas piedras de estos ojos,
llevando en sí la mar de mis arrojos.

Amor de ida:
Báculo divino,
ramal inquieto, fuente poderosa,
indescifrable espejo del destino,
la irrazonable fe, la eterna rosa,
la flor salvaje ardiendo entre el espino,
la movediza nube presurosa,
señal precisa en medio del camino,

trasunto azul de ríos opulentos,
punto de luz en cielos turbulentos.

Amor de ida:
Manzano prohibido,
puntal de vida, pan multiplicado,
madero al lado del bajel hundido,
original motivo de pecado;
con este verso gris y bien parido
te digo hoy, a verbo despojado,
(sin más temor que aquél que me ha dolido
por no poder morir a tu costado)

que en este ocaso dulce y sosegado:
No me arrepiento de haberte sentido.

¿ CUÁNTAS VECES ES POSIBLE... ?










¿Cuántas veces es posible
llamar la atención de alguien?
¿Con cuántos nombres risibles
y bajo cuántos disfraces?

¿Usando cuántos idiomas?
¿Trepándose a qué volcanes?
¿Destrozando cuántas reglas?
¿Desafiando cuántos cánones?

¿Con qué ensalada de estrofas
académicas? ¿Con cuáles
histrionismos, que en teoría,
aunque sean frívolos, valen?

Si lo sabrán los sonetos,
si lo sabrán los romances
¡Tantas veces publicados
para los mismos debates!

¿Con cuántas fotos trucadas?
¿Con cuántas identidades
consigue un alma decir
lo que era mejor callarse?

¿Cuántos ríos de (¨te quiero¨)
en una pantalla caben?
¿Cuántos entran en un libro?
¿Y en dos? ¿Y en tres…? ¿Alguien sabe?

¿Cuántos celos? ¿Cuántas súplicas?
¿Cuántas quejas redundantes?
¿Cuánta ironía afilada?
¿Cuántos penosos derrapes?

¿Qué caudal de (¨No te vayas¨)?
¿Cuántos (¨Si estás, avisame¨)?
¿Qué volumen de (¨Te extraño¨)?
¿Qué conjunción de señales?

¿Qué cifra de (¨No me olvides¨)?
¿Cuántas dosis de (¨Buscame¨) ?
¿Y cuántos carros inmensos
cargados de (¨Perdoname¨)?

¿Qué porcentual de (¨Cogeme¨)?
¿Qué colección de (¨Mirame¨)?
¿Qué cantidad de piruetas
sobre cornisas virtuales?

¿Qué acopio de (¨Para siempre¨)
puede guardar sin quebrarse
un teclado envejecido,
que gastó hasta las vocales?

¿A qué miríada asciende
un catálogo gigante
de poemas que repiten
idénticas necedades?

que dan vuelta sobre sí,
que disimulan verdades,
que aparentan ser de piedra
cuando apenas son cristales.

¿Cuánto resiste una soga
que es forzada, hasta cortarse?
¿Cuánto dura una plegaria
repetida, hasta apagarse?

¿Cuánto se puede tardar
en no ver lo irrecusable,
y en aceptar lo palmario,
aunque revuelque la sangre?

¿Cuántas veces es posible?
decir que se ama a alguien,
sin que el mensaje se pierda,
sin que el que lee se canse,

y sin que el autor comprenda
que si la tinta se esparce…
es imposible evitar
que el propio verso se manche.


LA FUENTE DE LOS DESEOS



I

La FUENTE DE LOS DESEOS
ha cesado en sus funciones
por un grave incumplimiento
de cargos y obligaciones.

La demandamos por fraude
y robo de corazones
aquellos pobres incautos
que confiamos en sus dones.


II

Nadie quiso defenderla
de tantas inculpaciones
(ni el abogado más hábil
arregla estas situaciones).

En mi larga acusación,
referí las ocasiones
innúmeras que entregué
en ella mis ilusiones.

En Marzo, 8 - 10:30,
movida por la aflicción,
como último recurso,
le arrojé mi corazón.

Moneda de tal cuantía
no contempla valuación
y aunque no fuera ¨El Zahir¨,
sí - era: ¡Mi posesión!

III

Una estafa de tal grado
no se merece perdón,
y toditas las monedas
sufrieron confiscación.

La dejaron clausurada,
sin agua ni compasión,
con el castigo perpetuo
que amerita la cuestión.

Tanta pruebas recabadas
validaron la razón
por la que fue condenada
a cesar en su función.


IV

Cuando fui a recuperar,
infeliz, mi corazón,
me informaron sin temblar
su completa destrucción.

Así, descorazonada,
volví hasta mi casa yo,
con la sentencia dictada
y el temple que Dios me dio.

Pero vi en la sombra helada
la fuente vacía y no
pude evitar la cascada
de llanto que me brotó.

Entonces, con voz doliente
grité, pero nadie oyó…
que por ¨tanto ir a la fuente
mi cántaro se quebró.¨











Perseguir lo que se quiere,
a veces suele costar
más caro de lo que puede
un ser humano pagar...



SUEÑOS DE PAPEL







Si el sueño fragua con final perfecto,
y se cumpliera mi objetivo único,
podré decir con íntima alegría
que en tu anaquel vas a guardar un día
cifrada en tapas y papel mi historia,
mi amor y mi memoria.

SELLO DE AUTOR@


 




I

Cuando el año se desgaja de sus días,
en tu nieve o en mi estío, ya sabemos
que como agua entre las manos, lo perdemos,
y que no regresará. Las alegrías

y el dolor acumulados son los remos
que agitamos en un mar de aguas bravías,
y colgamos con antiguas letanías
en un árbol de neón que encenderemos.

Nos sentamos a esperar sin rebeldía,
apostamos a su bienaventuranza,
y entregamos los destinos a la mansa
maravilla que traerán los nuevos días.

O a su trágico caudal de alferecías,
o a su mágico torzal de albur, que transa,
la de arena y la de cal con la esperanza
de saber que estamos vivos todavía.


II

¿Me darías

de tu espalda, un sector, el que más quema...?
Mi estrategia es dibujarte una utopía
en un tris (mi agilidad te asombraría)
y trazarte con el roce de mis yemas, 

y tu venia - las tres letras de mi nombre-.
(¡Es lo menos! que podría darme un hombre...)


III

Lograría

que me lleves en la piel a cada instante,
que tu espejo me refleje con porfía,
(aunque temo que quizás no lo verías,
pues tus ojos miran siempre hacia adelante).

Pero solo y sin testigos (tengo fe),
que espiarías esa huella que dejé.
¡Un tatuaje es un pedido irrelevante!
El paisaje de tu espalda es tentador, 

y dan ganas de poner sello de autor
sobre un folio tan edénico y gigante.



IV

Y si otra, al desnudarte, ve y te acusa,
ya urdiremos qué argumentos le expondrías,
sos astuto y sé que algo inventarías.
Yo podría sugerirte un par de excusas

si debieras rendir cuentas al desvelo
(y ayudarte con los daños eventuales)
de las féminas enfermas por los celos
que se agravan por las fiebres estivales.

Y si acaso te intimaran, dame el dato,
que ¨ad honorem¨, te armaría un alegato...




Y... saber, ya a estas alturas deberías,
que la firma de un poeta es un tatuaje
imposible de borrar de tu paisaje
(¡ni arrancándote la piel! lo lograrías ;)


















POEMA PARA EL ALBA




¨ En el abismo de la hora más oscura,
saldrá de su hogar al borde del Océano
la diosa Eos, para anunciarnos
la llegada de su hermano Helios.¨

Aristófanes de Bizancio (257-180)















I
En mi fuente no hay más agua, las monedas
silenciosas (como a fragua los metales)
he arrojado y se han secado los cristales
del precioso manantial... Ya nada queda.

II
He notado que las huellas de mis yemas
se borraron como estrellas temporales,
se cayeron de un teclado sin vocales
y arrasaron nuestras naves postrimeras.

III
Margaritas sin sus pétalos consuelan
entre sí la desnudez del cáliz, saben
que perdí en ellas la fe, ya no les cabe
responder ciertas verdades que laceran.

IV
Una lámpara herrumbrada que se niega
en la Noche Mil y Dos, a echar al aire
una atisbo de locura, en su desaire,
al vacío de tu magia me condena.

V
La energía de este amor era invencible,
(¨solo Dios podía hundirla¨ , es palmario
que tomó su decisión…) y el escenario
se quedó sin argumento sostenible. 








Ya en el límite del mar, se asoma EOS

con el Sol, certificándome tu olvido; 

y mi pobre corazón (que se ha rendido)

firma al pie la abdicación de mis deseos...







EL PEOR DE LOS PECADOS











Image Photo 505 editada.






I

Mirá la imagen (solo unos segundos),
después decime, amor, si te motiva
a ver en ella el quid de nuestras vidas
sobre la lid efímera del mundo.

¿Sabés...? la miro y más la veo, siento
que la existencia toda en sí, refleja.
Porque ese tren veloz pasa y espeja
que no tenemos más que este momento.

Ella está ahí, como una espectadora,
dentro de un plasma estático atrapada,
viendo pasar tu estela, resignada
a no poder seguirte… (por ahora).


II

En la Estación del Tiempo no hay piedad.
El que no sube al tren, se queda anclado
en ¨El peor de todos los pecados¨,
que es no atreverse a amar en libertad.

Mirá la imagen solo unos instantes.
Si estás arriba de ese tren, ¡bajá!
Rompé el cristal y rescatala ¡ya!
o cuando puedas... Pero que sea antes

de que les roben todos los diamantes,
de que el reloj les hunda su puñal,
de que el destino grabe su final
sobre una tapa de mármol gigante.

Tendría que ser antes...



















Y si imposible fuera, solo pido

que mientras vas camino del Olvido,

mires la imagen (solo unos instantes...)








ODA AL INSTANTE







I
Mil vidas –perdón- Mil y una,
le cambio a Dios o al Destino,
por ese factor divino
que tiene igualdad ninguna
(y en el mismo Edén me acuna)
de cada infinito instante
que con vos- azar mediante-
tendré hasta alcanzar la Muerte,
porque no quiero otra suerte
ni otro camino delante.
 

II
Y a riesgo de no vivir
en suma, más que unas horas,
¿de qué me sirven auroras
y ocasos por advenir?

si solo puedo existir
con tu efímero contacto,
muriéndome ¨ipso facto¨
cuando te vas lentamente
alejando entre la gente,
sin haber firmado un pacto…


III
 
Pero si somos un tris,
una chispa, un santiamén,
un soplo de luz, un tren
que pasa en loco desliz;


me inclino por ser feliz
de verdad- por un segundo-
y no transitando el mundo
desdichada el tiempo todo,
porque no encuentro otro modo
más hermoso y más fecundo.


 

IV

Y entonces, cuando me lleve,
sin ¨peros¨, la Dama Fría
el ya prefijado día
con gesto inmutable y breve;

cuando del mármol la nieve
me borre todos los pasos,
cuando caduquen los plazos
que animan mi corazón…
voy a decir con razón,
que solo viví en tus brazos.












Cuando caduquen los plazos
que animan mi corazón…

voy a decir con razón,


que solo viví en tus brazos.





HAIKU / lebrón




Rotos los huevos,
se pudrieron las yemas.
¿Te quedó clara? 


ODA AL SILENCIO







I

ELLA aportó las palabras;
ÉL, los silencios sin tregua.
Y entre los dos engendraron
una jarcia de poemas.

ELLA les puso el amor;
ÉL, la pura indiferencia,
y así se fueron gestando
con la quietud de una perla.








II

ELLA dejó de escribirle
un día de primavera,
un poco por decepción
y otro poco por tristeza.

ÉL siguió hablando con otros
usando sus propias letras,
pero nunca utilizó
ese recurso con ELLA.







III

El tiempo pasó volando
(casi al ras de las estrellas),
y entre el silencio y los versos
se durmieron los poemas.

Las palabras se preguntan
que habrá ocurrido con ELLA,
y aunque articulan mil frases
no atinan a una respuesta.

Quizás el silencio de ÉL
también logró convencerla,
y le ganó la batalla
a su cascada de letras.

O simplemente eligió
con un gesto de prudencia,
acallar el trino en vano
de tanta trova indiscreta.



Cuando en las ramas de un árbol
las aves lugar no encuentran, 
renuncian a hacer el nido,
cambian de rumbo y se alejan.








IV

Por suerte, como recuerdo
sutil de la historia aquella,
en su anaquel guarda libros
atestados de poemas,

que por un dulce milagro,
de pronto, se desperezan,
se llenan de luz, sonríen,
y con gracia se despiertan

(como volviendo a la vida...)
cuando en la noche ELLA sueña
que respetando el silencio,
ÉL, sin palabras, la besa...





























El tiempo pasó volando
(casi al ras de las estrellas),
y entre el silencio y los versos
se durmieron los poemas.


Pero vuelven a la vida 
cuando en la noche ELLA sueña
que respetando el silencio, 
ÉL, sin palabras, la besa...





















EL PRECIO DE LA CORDURA




I
Hasta El Quijote un buen día
o un mal día... - no lo sé-
aceptó perder la fe
y resignar su utopía.
Será porque no hay porfía
que subsista eternamente,
por más de que quien detente
defecto tan obstinado,
se jacte de ser porfiado
adelante de la gente.
II
No sabemos -nadie sabe...-
si Don Alonso Quijano
era en verdad tan insano,
o apenas- si acaso cabe-
un cuerdo que vio en la llave
de la locura el camino
para cambiar su destino
por un mejor existir,
y para siempre vivir
en un recuerdo divino.
III
Si hasta el Quijote entendió
que solo fue una locura
su imaginada aventura
y juicioso, retractó.
Me pregunto: ¿Por qué yo
no he de pensar que en un rayo
debo bajar del caballo
al que subí delirando,
y en el que sigo avanzando
con un derrotado sayo?.

IV
Estoy perdida en el ancho
erial cubierto de espinas
rumiándome las inquinas
sin gloria, ni amor, ni Sancho.
Y está tan lejos mi rancho,
que no hay forma de volver
ni alguien allí para ver,
porque no soy la que he sido
cuando de allende he salido.
(Ni tampoco quiero ser…)
V
Así, que … ya terminando
estas décimas con Mancha,
he de firmar que se ensancha
la sombra y me va marcando:
que en este sendero, poco
le queda de andar al loco
espíritu que me anida,
y que si aspiro a más vida,
he de curarme el descoco...







¨Dos Caminos Bifurcados¨ :)
ya distingo con los ojos,
y con mis pobres despojos
debo elegir un costado;
sabiendo que la premura
es renunciar a tu Cielo,
pagando con desconsuelo
el precio de la cordura. 

ODA AL INSTANTE








I

Mil vidas –perdón- Mil y una,
le cambio a Dios o al Destino
por ese factor divino
que tiene igualdad ninguna

(y en el mismo Edén me acuna)
de cada infinito instante
que con vos- azar mediante-
tendré hasta alcanzar la Muerte,
porque no quiero otra suerte
ni otro camino delante.


II

Y a riesgo de no vivir
en suma, más que unas horas,
¿de qué me sirven auroras
y ocasos por advenir?
si solo puedo vivir
en tu efímero contacto,
muriéndome ¨ipso facto¨
cuando te vas lentamente
alejando entre la gente
sin haber firmado un pacto…


III

Si apenas somos un tris,
una chispa, un santiamén,
un soplo de luz, un tren
que pasa en loco desliz;
hoy voto por ser feliz
de verdad- por un segundo-
y no transitando el mundo
desdichada el tiempo todo,
porque no encuentro otro modo
más hermoso y más fecundo.


IV

Y entonces, cuando me lleve,
sin ¨peros¨, la Dama Fría
el ya prefijado día
con gesto inmutable y breve;

cuando del mármol la nieve
me borre todos los pasos,
cuando caduquen los plazos
que animan mi corazón…
voy a decir con razón
que solo viví en tus brazos.



















cuando caduquen los plazos
que animan mi corazón…

voy a decir con razón
que solo viví en tus brazos.


















SONETO CENICIENTO







Perdí el zapato y me volví a buscarlo,
pero el vestido de seda ampulosa
sobre la escala toda resbalosa
me jugó en contra y me obligó a pisarlo.

Lo convertí en mil quinientos cristales
que se clavaron en mi pie derecho,
mientras llorando, pensaba: ¨¡Bien hecho!
que merecidos tengo estos puñales!¨

No es bueno andar corriendo en escaleras
buscando príncipes que no vendrán,
y hadas que nunca nos convertirán
la vida real en absurdas quimeras.


Así que, vamos, ¡ levántese m´hija,
y tanta suma de yerros... corrija ! 





Y ¨A LA FINAL¨ ¡ME PLANTÓ!






I

¿Y a ¨la final¨? ¡ me plantó !
igual que si fuera un pino:
con un regalo en la diestra
y en la siniestra un suspiro…

Parada como un semáforo,
colgando el alma de un hilo,
la blusa floreada nueva
y mis zapatos más lindos.

La lencería estrenada
para ese solo motivo,
y bien aromatizada
con un perfume ¡carísimo!


II

Si al menos, que no venía,
el muy ruin, me hubiera dicho,
me habría ahorrado tres cuentas,
el mal trago y el fastidio.

Ya tengo unos veinte brotes,
cinco ramas y dos nidos
que me da pena tirar,
por los pobres horneritos.

Eché raíz ¡tan profunda!
que a un costado, rompí el piso,
y si fuera Navidad,
tendría luces y adornitos.


III

No sé cómo voy a hacer
(sinceramente, les digo)
para volverme a mi casa
si es que no viene este tipo.































En fin… me dejó plantada,

¡igual que si fuera un pino!

con un regalo en la diestra
y en la siniestra… un suspiro …




MISIA PEPA FUE AL DOCTOR







I
El médico la miró
despacito y de…costado,
como quien mira por vez
primera un bichito raro.

Le ofreció una silla cómoda
después de darle la mano,
y le empezó a preguntar
pacientemente sus datos.

Edad, estatura, peso,
cuántos hijos, cuántos partos,
enfermedades, alergias,
historial hospitalario,

obra social, cobertura,
identificación en I.A.P.O.S.,
y razón de esta consulta,
¡por fin! vayamos al grano…




II
-    ¿Qué le duele, Misia Pepa?

-    Y … todo… Que si empezamos
a expandirnos sobre el tema,
mepa´que no terminamos…

Tengo un ardor en el pecho,
el cuore descompasado,
y siento el tembleque frío
de un gran vacío en las manos.

Se me congelan los pies,
se me acalambran los brazos,
y no le acierto a la ¨eñe¨
ni al acento en el teclado…

Siento un cuchillo en la frente
( y que lo tengo clavado)
hará… pongalé… diez días,
por no decir diez mil años.

Mi cuello parece el tronco
de un árbol recién hachado
y si lo muevo el crujido
se escucha por todos lados.

En fin, si hasta la sonrisa
de un golpe me la borraron,
porque una ola polar
se me ha hecho nido en los labios.

Ni le cuento de la piel,
que de pronto como un manto
me ha envuelto en su fibra rota
de pergamino gastado.

No sé que tengo en los ojos,
que de verde iluminado,
se volvieron de un color
indefinido y opaco.

En fin, Doctor, me parece
que bastante le he informado
de mi más que lamentable,
ruinoso y actual estado.



III
-Misia Pepa, usted está sana.
Creamé, le he revisado
hasta el último centímetro, 
(y tan mal no la he pasado).  :)  ;)

Más sana de lo que cree,
y mejor de lo esperado,
sin cirugías,  ni ¨tuning¨,
con esa edad… ¡demasiado…!

- Y ya que estoy… le pregunto:
 ¿Es que Usted se ha enamorado
de alguno que no la quiso,
o de alguien que la ha olvidado?

-   ¿¿¿¿¿¡¡¡¡¡Y eso qué tiene que ver
con que yo me haya enfermado
de múltiples malestares
y graves dolores tantos????!!!!



IV
-    Misia Pepa, el Mal de Amores
que usted sufre la ha abarcado
en todas las dimensiones
sin permiso, ni recato.

Yo le aconsejo que empiece
muuuuuuy de a poquito a olvidarlo,
si es que pretende curarse
para siempre de este daño.

Más que eso es imposible
hacer, soy un cirujano,
pero no puedo arrancarle
semejante amor… de cuajo.


V
Ojalá se recupere
más pronto de lo pensado. 

Y ahora,  ¡que pase el que sigue!

(El alma, aquí, no curamos...)


 































Y ahora,  ¡que pase el que sigue!
(que el Mal de Amor,   no curamos...)


ACCESO A ¨LAS ÚLTIMAS PALABRAS¨

ACCESO A ¨LAS ÚLTIMAS PALABRAS¨
http://postbysil.blogspot.com.ar/

PUBLICACIONES

.

JUGANDO A VERSE/ARTE

JUGANDO A VERSE/ARTE
Ficha de Dunken (clic)

ME DECLARO INOCENTE

ME DECLARO INOCENTE
Editorial DUNKEN

LA ENCANTADORA DE VIENTOS

LA ENCANTADORA DE VIENTOS
CEAediciones- SAN FRANCISCO- CÓRDOBA- ARGENTINA-

ANALOGÍAS (click)

ANALOGÍAS (click)
Editorial C.E.A. San Fco. Córdoba (Argentina)

SITIO WEB DE LA EDITORIAL

SITIO WEB DE LA EDITORIAL
Hacé click en la imagen

LA CAJA DE PANDORA

LA CAJA DE PANDORA
C.E.A. Ediciones

SITIO WEB DE LA EDITORIAL

SELECCIÓN DE PROVINCIAS

SELECCIÓN DE PROVINCIAS
ANTOLOGÍA EDITORIAL DUNKEN- BUENOS AIRES- ARGENTINA-

EL MUNDO LLEVA ALAS

EL MUNDO LLEVA ALAS
ANT.2010- EDIT.VOCES DE HOY- Miami (EEUU)

DETRÁS DE LA PALABRA

DETRÁS DE LA PALABRA
Año 2012- Antología Poética- Editoria Dunken (Bs.As.)

FIRMA DE POETA

FIRMA DE POETA
ANT.2011- EDIT.DUNKEN-Bs.As. (Argentina)

BITÁCORA POESÍA

BITÁCORA POESÍA
ANT.2010- EDIT.DUNKEN- Bs. As. (Argentina)

ANTOLOGÍA DEL CÍRCULO DE ESCRITORES SAN JORGENSES

ANTOLOGÍA DEL CÍRCULO DE ESCRITORES SAN JORGENSES
Editorial Acosta -Santa Fe- (Argentina)