.

.
©

PEOR EL REMEDIO QUE LA ENFERMEDAD

PEOR EL REMEDIO QUE LA ENFERMEDAD
.
.
.
.
.
I
Antes de vos, vida mía…
me dolía la cabeza
y no existía aspirina,
soporífero, morfina,
anestésico, compresa,
resignación ni entereza
que calmara mi aflicción,
y en penosa situación,
me entregaba a la puntada
con viso de puñalada
que ofrecía la ocasión.
.
II
Antes de vos, vida mía…
mi estómago guarecía
mil leviatanes indómitos
y en mis volcanes de vómitos,
cuanto más se retorcía,
me entonaba una elegía
y gritaba a voluntad
ya cualquier barbaridad,
boicoteándome sin pena,
del desayuno a la cena
con ensañada maldad.
,
III
Antes de vos, alma mía…
sobre la piel me salía
un herpes pruriginoso,
purulento y bochornoso,
que si rascaba, crecía,
y si no, permanecía
hasta infectarme de pus,
consultando, por mi cruz,
a un dermatólogo, en tanto,
que preso de puro espanto,
me prohibía ver la luz.
.
IV
Antes de vos (no lo cuentes…)
las encías se me hinchaban
a niveles indecentes
hasta aflojarme los dientes
y en sintonía, enfermaban,
enrojecían, sangraban
como un chivo expiatorio
del baño hasta el dormitorio,
y mi lengua no encontraba
consuelo hasta que enjuagaba
su fuego en un colutorio.
.
V
Antes de vos (no te abuses…)
yo pensé que los orgasmos
no eran reales, supuse
(la Virgen Santa me excuse)
que eran especies de espasmos
disfrazados de entusiasmos
eléctricos y fingidos,
estudiados y aburridos
para expulsar las tensiones
que cargan los corazones
sin pecado concebidos.
.
VI
Después de vos, mi amorcito…
subí los glóbulos rojos,
normalicé leucocitos,
me salen corazoncitos
invisibles por los ojos,
no sufro de otros antojos
que derretirme en tu abrazo,
y todo el día me paso
entrampándome en tus redes,
contemplando las paredes
y el manchón del cielo raso.
.
VII
Después de vos, te comento…
cuando sale el sol, me mojo,
y si llueve, recaliento,
tu ausencia es como un tormento
que me agita con su arrojo,
cien margaritas deshojo,
no duermo por no soñarte,
y al no poder olvidarte:
debieras tener piedad
y un poco de caridad
¡si no vas a enamorarte…!
.
.
VIII
En fin, que a decir verdad:
confieso por este medio:
Que fue peor el remedio
que toda la enfermedad.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
Marilén Fermizza
Salsipuedes (1971-2071)
.

UN EXTRAVÍO


I
Yo perdí lectores,
amigos del alma,
la aguja en el pasto,
la perla en el agua.
.
Tu calle, tu número,
tu atención; la calma,
la brújula, el Norte,
la razón, la página.
.
II
Yo he perdido el juicio,
la ropa, las vallas
y algunos escrúpulos
(todo entre tus sábanas).
.
Y un libro borgeano
con la hoja marcada
(en Diciembre, trece)
bajo de tu cama;
.
en cuyos espejos
una estrella blanca
abría senderos
que se bifurcaban.
.
III
Y he perdido el tiempo,
noches y mañanas
en vano invertidas
quemando tus cartas;
.
y el último tren
que a vos me llevaba,
y en un mar de dudas:
la última barca.
.
He perdido el rumbo,
la clave, los mapas
y todas las llaves
que abrían tu caja.
.
Perdí la paciencia,
el pudor, las lágrimas,
y perdí la cuenta
(pero no las ganas...).
.
¿ Después del mordisco...?
¡perdí la manzana!
y el disfraz de Eva,
y el hilo de Ariadna,
.
y el camino al Cielo
con su par de alas,
y el rastro en el suelo,
y el velo de santa.
.
IV
Se me va la vida
como arena blanda
y tengo sentencia
firme en toda instancia.
.
Tres de siete días
vomito migrañas,
y sigo por fotos
todas tus andanzas.
.
Pero, sin embargo,
no sé qué me pasa,
no pierdo el coraje,
no pierdo las mañas,
.
como mula al trigo
que no se amilana,
como mariposa
que hacia el fuego avanza,
.
y ¡ ni ante el cadalso !
declina las armas:
Te sigo apuntando
con estas palabras.












.
C O N E S T A S P A L A B R A S





UNA HERMANDAD






Él es mi hermano
El menos mediático de los tres
La palabra austera
Medido el paso
La pasión por la geografía
y las estadísticas
La efímera paz de los volcanes
La implosión nuestra de cada día.
Mi alma en espejo
De marzo a marzo
De los setenta y los ochenta
y los noventa y los dos miles.
La misma infancia
Los mismos juegos
El llanto idéntico
La risa cómplice
La adoración de los dos
por el más chiquito.
Mi amor entero
Y oímos el ruido de rotas cadenas
con la libertad y la dignidad
y la melancolía que conllevan las soledades
también de a dos.

UNA EPOPEYA


Me fui de donde nunca había estado
al sitio donde nunca habría querido
volver. La jaula se hizo nido.
Mi madre me dio el pan multiplicado.
.
Atrás dejé el dolor y las promesas.
La llave del perdón y de la paz.
El cese al fuego y no sangremos más.
El oro y el cristal sobre la mesa.
.
Me fui porque yo creo en el amor.
Aunque no esté de moda. Aunque no sume.
Y a riesgo de que baje o que se esfume
mi cuota de esperanza en el temblor.
.
Jugándome las cartas de la suerte,
tomando el tren de los descarrilados
que saben que no irán a ningún lado,
pero aún así, desairan a la muerte.
.
.
Sin peros, yo te fui a mirar de frente,
te puse entre las manos mi vestido,
mi endeble corazón (con sus latidos)
y un cúmulo de versos disidentes.
.
Cuarenta días y cuarenta noches.
Aún espero el golpe de la flecha
para justificarme en las dos fechas.
Y como justa enmienda, y como broche.
.
< amor > como el que escribo en esta Tierra,
como el que busca el agua en el desierto
o el último soldado entre los muertos,
para decir: — No fue en vano esta guerra.
.
.
.
< amor > como el que alguna vez sembré
perdida entre tus brazos … y no sé








no sé







N O S É

UN ATARDECER


— Cuánto más gane la Ola a la arena,
menos azul habrá en su propiedad,
debilitando irá su voluntad
y el propio afán socavará su almena.
.
Lo que en principio supondrá un tsunami
será una vana rompiente abatida,
que, sobre el fiel de la roca embestida,
se plegará como un leve origami.
.
Se aquietará a medida que progresa,
perdiendo al paso el ímpetu inicial,
la intrepidez, la fuerza visceral
y su aptitud para causar sorpresa.
.
.
Convencerá a la pequeña amazona
de que compite en la airada carrera;
y sacará de la vieja galera
un conejito que ya no se asoma.
.
Le contará que: conoció al Amor
< cuando el reloj arqueaba las agujas
en el ocaso eterno de las brujas >
y que en sus brazos mitigó el dolor;
.
que él era el Viento y la besó, insurgente,
por el transcurso de Mil y Una Noches.
Y que lo vio alejarse, sin reproches,
como quien mira el sol en el poniente.
.
Simulará que conserva los bríos,
para que no se advierta la tristeza.
Declamará con pasión e incerteza,
un simulacro de libre albedrío.
.
Le explicará que sin amor no hay nada
que justifique la vida en la Tierra,
y que la paz es mejor que la guerra,
aunque se pierdan las joyas ganadas.
.
.
—¿ Y en el instante que nadie la vea…?
—Iniciará el retiro, lentamente,
al mar oscuro, a la sombra, a su fuente,
sin arrastrar otra cosa que sea:
.
.
la enaltecida y firme convicción
de haber obrado con el corazón.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
C O N E L C O R A Z Ó N










UNA ABSTENCIÓN


En la luctuosa era de las antinomias
De los ultra derechos contra los ultra izquierdos
Los diestros contra los siniestros
Los extremos machos contra las extremas amazonas
Las a contra las o
El testimonio de uno contra el testimonio de otro
Las sequías desesperantes
contra las inundaciones ídem
O nos derretimos o nos congelamos
y todos contra todos...
.
algunos poetas ¡desubicados!
y ¡faltos de compromiso para con las exigencias de su época!
siguen habitando
《impunemente》
su infinita nube de flátulos,
.
escribiéndole a musas descarriladas
y suspirando por ellas
sobre un colchón de pétalos de agobiadas
(y despetaladas) margaritas
que no saben ni contestan
.
porque prefieren abstenerse
antes de meter la pata.
.

UNA ODISEA PERSONAL


* INTRODUCCIÓN
.
Luego de que ardiera Troya...
desde diciembre del año 2017 A. C.,
me dedico a tejer de día
y destejer de noche,
razón por la que me sobra
mucho tiempo.
.
.
* LABOR DE INVESTIGACIÓN
* TRABAJO DE CAMPO
* RECOLECCIÓN DE DATOS
.
Ese margen de tiempo libre
me ha permitido entrevistar
(desde una motivación antropológica
y con un objetivo científico, digamos…)
a un gran número de hombres
(en un recorte amplio, selectivo,
cuantitativo y cualitativo
del sesgo poblacional mencionado),
cuyos interesantísimos ejemplares
(en dichos intercambios dialógicos)
me han revelado los siguientes datos:
.
a- No creen en el amor romántico.
b- No creen en el amor a primera vista.
c- No creen en la flecha de Cupido.
d- No creen en la bandera del amor que hacen flamear (rayando con lo épico
y en anodina gesta)
algunos desaforados poetas.
e- Otros datos de carácter confidencial.
.
* CONCLUSIONES
.
La estadística recogida
me ha preocupado mucho,
dado que yo SÍ CREO en:
(véanse puntos a-b-c-d-e-
del anterior ítem)
.
y esa fe tan excepcional,
esa ideología en vías de extinción
y de tan reducida militancia,
.
(que,
desde una mayéutica contemporánea,
se contrapone al resultado
de lo que mi investigación antropológica recoge,
poco (nada…) me acoge
y mi corazón encoge),
.
.
me impulsa a seguir
tejiendo de día
y destejiendo de noche
.
.
hasta que vuelvas, mi vida.






.
H A S T A Q U E V U E L V A S







.

UN HALLAZGO


《No fue casual que yo te haya encontrado》
para permitirme dar lo que tenía,
sin evaluar si cuando daba, recibía,
sin calcular lo perdido y lo ganado.
.
Sin pesar en la balanza de los días
que invertir sin recaudar era pecado;
sin contar tantas caricias que te he dado,
sin importar si en mismo número volvían.
.
Yo, que fui adicta a los preceptos del mercado
y a la columna del haber y los deberes,
y a las compensaciones y a los menesteres
de los importes siempre balanceados,
.
te debo la virtud de los cimientos
de esta nueva casa sin paredes,
y las no rejas y las no redes,
sin esperar devolución de sentimientos.
.
¿Y por qué no…? esta libertad extraña,
que duda de sí misma si la nombro,
que enaltece la implosión de los escombros
de mi vida, y los convierte en una hazaña.
.
.
Te agradezco que te dejaras querer,
y que los besos que sembré sobre tu boca
imitaran las semillas en las rocas;
porque hoy siento que me ayudan a entender
.
.
que < por primera vez en mi existencia >
di todo sin medir las consecuencias.





P O R P R I M E R A V E Z, ojos verdes,
P O R P R I M E R A V E Z 










UNA HIPÓTESIS


Se vieron una tarde del Futuro
tejida entre el Destino y el Azar.
Fingieron no advertirse y sin hablar
siguieron su camino con apuro.
.
Los dos llevaban a alguien de la mano,
un bolso de recuerdos escondido
y un As de Corazones decidido
a no dilapidar latido en vano.
.
Negando lo gozado y lo sufrido,
pensaron de una vez y sin cuidado:
Él, que ella - por fin - lo había olvidado
y ella, que él - jamás - la había querido.
.
.
Si erraron o acertaron en creerlo
no habrá manera alguna de saberlo.








N O H A B R Á M A N E R A









ENCUESTA PARA ESCRITORES


INVESTIGACIÓN.
PERCEPCIONES SOBRE EL PROYECTO
¨MÁS VALE MUSA EN MANO QUE CIEN VOLANDO¨.
.
INSTRUMENTO 01/2019 –
PARNASO & Co.
__________________________
.
A continuación encontrará una serie de preguntas destinadas a conocer su opinión sobre diversos aspectos del Proyecto antes citado.
Por favor lea el cuestionario y conteste la alternativa que más se acerca a lo que usted piensa.
____________________________
____________________________
.
1) ¿Cómo se definiría Usted en su carácter de escritor/ a?
.
a. Profesional
b. Amateur
c. Improvisado
d. Audaz
e. Caradura
f. De compleja definición
g. Otros
.
2) ¿Se maneja Usted con musa/s o cree que la inspiración es parte de un proyecto de marketing impulsado por los poetas de la antigua Grecia?
.
a. No estoy seguro/ a.
b. No.
b. A veces.
d. Sí. Si antes creía en las musas, ahora ¡altro que! y no voy a dejar de creer basta que sea.
.
3) Responda sólo en el caso de haber marcado 2.d.
.
" Considera Ud. que un poeta debe ser inspirado...
.
a. Por una sola musa, a la que debe ser fiel ( Poeta monómuso )
b. Dos musas ( Poeta bímuso )
c. Tres o más, o sea todas las que se le crucen y/o se le pongan a tiro. (Poeta polímuso).
.
4) Considera Usted que la divina labor de las musas debe ser abonada...
.
a- En efectivo.
b- En especie.
c- Sin remuneración (ad honorem)
d- (a, b o c), de acuerdo a la calidad del servicio que preste.
e- Otros.
.
5) ¿Cuánto tiempo considera Usted que debe tolerarse la ausencia de una musa para ser relevada en el cargo y oportunamente reemplazada?
.
a. 1 día
b. 1 mes
c. 1 año
d. 10 años
e. 100 años
f. Otros
.
6) ¿Cómo considera el hecho de que un poeta se enamore de su musa?
.
a. Irrelevante.
b. Lógico.
c. Preocupante.
d. Muy Preocupante.
e. Catastrófico.
f. Otros.
.
7) ¿Cómo considera el hecho de que un poeta se enamore de su musa y encima se lo haga saber expresamente?
.
a. Un poco imprudente
b. Bastante imprudente
c. Muy imprudente
d. Kamikaze
e. Otros
.
8. ¿ Qué medios cree Usted se deberían arbitrar y ejecutar si su musa opta por la indiferencia o se hace la FLAUTITA DE ORO...?
.
a. Dejar que se vaya sin que la echen para que vuelva sin que la llamen.
b. Intimarla mediante cédula para que se presente en un plazo perentorio de 48 horas a partir de la recepción de la ídem.
c. Llamarla a comparecer a través de un poema.
d. Secuestrarla
e. Llorarla en silencio y escribirle eternamente.
f. Buscarle inmediato reemplazo con una musa más cumplidora/gauchita.
g- Otros.
.
9) ¿Cuál medio considera Usted que es más seguro para averiguar si su musa lo ama o no lo ama?
.
a. Tirar la moneda.
b. Tirar la chancleta.
c. Deshojar margaritas.
d. Preguntarle a Bécquer (ver Rima LI).
e. Googlearlo.
f. Otros.
.
10) ¿En cuál de estos géneros considera Usted que se desempeña con más eficacia?
.
a. Lírico.
b. Épico.
c. Dramático.
d. Subir fotos a Instagram.
e. Otros.
.
.
NOTA: Sus respuestas son confidenciales y serán reunidas junto a las respuestas de muchos escritores/as que están contestando este cuestionario en estos días.
Muchas gracias.
.
.
Subsecretaría del Parnaso.
Enero, 2019.-
_________________________
.
.

.

SANCTASANTORUM


A la arena inconstante, nadie intente
prolongar su caricia, aunque lo quiera;
o tratar de frenarla en su carrera
progresiva, indómita y silente.
.
Si una palma cismática es el puente
para hacer que se escurra tan ligera,
nadie apueste a la errática quimera
de cambiar su atributo de insurgente.
.
¿Cuántas veces tratamos en la vida
de pararnos, para torcer el viento?
¿Cuántas noches negamos el momento
de tener que enfrentar la despedida?
.
¿Qué temor, qué misterio, de qué suerte
estarán revestidos los instantes
que precedan la última y triunfante
majestad implacable de la muerte?
.
Si un minuto que pasa es un diamante
que jamás volveremos a mirar,
y vivir es (sin dudas) caminar
con un único rumbo: hacia adelante,
.
¿ habrá letras, poesía, albedrío,
en el otro paraje, en la otra instancia?
¿Seguirán existiendo las distancias?
¿Volveremos a vernos, amor mío… ?

¿ habrá letras,
poesía,
albedrío…?













¿Volveremos a vernos, amor mío… ?












ENVIDO


< Te escribo en el silencio del destierro,
tratando de APOSTAR a lo imposible
al borde de tus puentes invisibles >
a no escuchar ladrar a tantos perros.
.
A descontar los días de esta espera.
A alivianar el peso de los años
para incendiar las naves y los daños.
A denunciar las falsas primaveras.
.
A dar el paso firme, pero lento.
A la estrategia del ¨mejor me callo¨
para inclinar (y no quebrar) el tallo.
A no luchar en vano contra el viento.
.
A ser el agua fresca y no la arena.
Jamás la piedra. Siempre el hombro amigo.
A no sembrar cizaña sobre el trigo,
ni hablar con lengua propia de alma ajena.
.
A no ser la carroña de las fieras
que (por no descubrir sus propios piojos)
prefieren arrancarse hasta los ojos
y legan a sus hijos las cegueras.
.
A observar... y ver pasar los restos,
que arrastran esos ríos infernales
de todo aquél que esconde sus puñales
detrás del Nunca sumo y Siempre resto.
.
Y al aguardo de que nazca alguna rosa
entre tanto pedregal y tanto espino,
tratando de apostar y hacer camino,
por todas esas cosas.
.
.
POR TODAS ESAS COSAS,
mi amor,







POR TODAS ESAS COSAS.
.

LENTUS IN UMBRA



No olvidaré a los que me abandonaron.
A los que nunca me abrieron las puertas.
A los que fingieron dejarlas abiertas.
A los oídos que no me escucharon.
.
A las lenguas que me calumniaron.
A los que avivaron el fuego ante la pira.
A los inventores de cada mentira.
Y a los que, ante la duda, me negaron.
.
Ni a los que me estafaron de ida, y que después
simularon preocuparse por mi estado.
Ni a los que, no estando libres de pecado,
me apedrearon del derecho y del revés.
.
Ni a los que intentaron robarme las manzanas
del árbol de mi vientre ensangrentado,
sin saber que volverían a mi lado
después de las cuarenta semanas.
.
.
Ni olvidaré a los que me abrazaron
en medio del temblor y del desierto.
Ni a los que me alojaron en su puerto
después de que mis botes naufragaron.
.
Ni olvidaré tu abrigo y la pasión
del émulo de Lázaro en la piedra,
devolviéndome el latido entre las hiedras
por tu milagro de resurrección.
.
Ni el deseo bajo el cielo decembrino,
ni el océano creyéndose una traba,
derrotado ante este cúmulo de lava
que insistió en entrecruzar nuestros destinos.
.
Ni olvidaré las horas del abismo,
de la arena movediza y del desprecio;
cada ausencia y cada sobreprecio.
cada máxima de odio y de cinismo,
.
.
y cada gota de lágrima vertida
en este derrotero de mi vida.








CATORCE DE FEBRERO


¿Con qué atrevimiento humano
se articula un ¨Para Siempre¨?
¿Quién garantiza que un ¨Nunca¨
no se esfume lentamente?
.
¿Qué juramento firmado
sobrevive, sin perderse,
a los embates del Tiempo
que a su virtud acometen?
.
¿Cómo se grita un ¨Jamás¨
sin arriesgar que la suerte
corra un peligro real
de quebrar su propio eje?
.
¿Cuál es la excusa que ampara
al adverbio ¨Eternamente¨
pronunciado por los labios
de alguien que nace y que muere?
.
¿Con soberbia de qué reino
un alma escribe mil veces
que a cierto Amor, el Olvido
no lo hundirá entre sus vermes?
.
¿Quién garantiza que tanta
frase ampulosa no miente?
(no porque quiera mentir)
sino por humana y débil.
.
¿Qué puñalada certera
necesitamos nos llegue
para evaluar que es riesgoso
decir ¨Infinitamente¨?
.
¿Bajo el filo de qué piedra,
como Caínes y Abeles,
debemos sangrar sin pausa
para sabernos endebles?
.
¿Qué pasión ultra-terrena,
qué fuego en la piel se atreve
a decretar que hay caricias
que se burlan de la muerte?
.
¿Qué cariño inmensurable,
qué amor especial nos puede
empujar hacia el ensueño
de creer eterno lo breve?
.
¿Acaso aquél que la piel
nos sella en forma indeleble?
¿O quizás el que en la Vida
tan sólo una vez se siente?
.
¿Qué habilita a los mortales
a usar palabras tan fuertes,
tan ambiciosas, tan altas,
como: Jamás, Nunca, Siempre…?
.
.
Con qué delirio de Dios,
con qué báculo estridente,
pretendo que se abra el mar
para nombrarte y tenerte.
.
¿ Con qué derecho voy yo…?
ya de Eva descendiente,
adánica decepción,
instrumento de la Sierpe,
.
con máculas en el manto,
sin aureolas en las sienes,
con protocolo infringido
y nebuloso expediente,
.
.
¿ Con qué profano albedrío ?
te escribo hoy (sin reveses) :
que nunca voy a olvidarte
que voy a quererte siempre...











.¿ C O N Q U É D E R E C H O ...?












UNA INSTANCIA


Transcurre el tiempo y se ocupa un espacio
como en un juego de muñecas rusas,
y falta sólo una y no hay excusas
para frenar. Se avanza muy despacio,
.
y la que resta soy yo, sin las otras,
sin las que he inventado por temor,
sin la cortina de humo del amor,
sin la defensa grupal de ¨nosotras¨.
.
.
En el plural se falsea un velamen
que ya no sirve cuando en el espejo
la realidad nos devuelve el reflejo
de quien nos mira esperando un dictamen.
.
El núcleo duro de los personajes,
el que remueve el manto de cenizas
y que prefiere la pausa a la prisa
y el mar en calma al golpe del oleaje.
.
Es nuestra propia voluntad queriendo
desarraigarse de antiguas cadenas
y exorcizarse del dios de la pena,
que a fuer de lágrimas, se va muriendo.
.
La intimación más noble del destino,
la pieza última, el bastión que escuda,
el jaque mate al reino de la duda,
el río manso al borde del camino.
.
Tarde o temprano, es menester lograr
que el laberinto no haya sido en vano
y que las viejas huellas de las manos
puedan abrir Las Puertas, sin temblar,
.
.
< para que, antes de La Despedida,
hagamos las paces con la Vida >
.

ACCESO A ¨LAS ÚLTIMAS PALABRAS¨

ACCESO A ¨LAS ÚLTIMAS PALABRAS¨
http://postbysil.blogspot.com.ar/

PUBLICACIONES

.

JUGANDO A VERSE/ARTE

JUGANDO A VERSE/ARTE
Ficha de Dunken (clic)

ME DECLARO INOCENTE

ME DECLARO INOCENTE
Editorial DUNKEN

LA ENCANTADORA DE VIENTOS

LA ENCANTADORA DE VIENTOS
CEAediciones- SAN FRANCISCO- CÓRDOBA- ARGENTINA-

ANALOGÍAS (click)

ANALOGÍAS (click)
Editorial C.E.A. San Fco. Córdoba (Argentina)

SITIO WEB DE LA EDITORIAL

SITIO WEB DE LA EDITORIAL
Hacé click en la imagen

LA CAJA DE PANDORA

LA CAJA DE PANDORA
C.E.A. Ediciones

SITIO WEB DE LA EDITORIAL

SELECCIÓN DE PROVINCIAS

SELECCIÓN DE PROVINCIAS
ANTOLOGÍA EDITORIAL DUNKEN- BUENOS AIRES- ARGENTINA-

EL MUNDO LLEVA ALAS

EL MUNDO LLEVA ALAS
ANT.2010- EDIT.VOCES DE HOY- Miami (EEUU)

DETRÁS DE LA PALABRA

DETRÁS DE LA PALABRA
Año 2012- Antología Poética- Editoria Dunken (Bs.As.)

FIRMA DE POETA

FIRMA DE POETA
ANT.2011- EDIT.DUNKEN-Bs.As. (Argentina)

BITÁCORA POESÍA

BITÁCORA POESÍA
ANT.2010- EDIT.DUNKEN- Bs. As. (Argentina)

ANTOLOGÍA DEL CÍRCULO DE ESCRITORES SAN JORGENSES

ANTOLOGÍA DEL CÍRCULO DE ESCRITORES SAN JORGENSES
Editorial Acosta -Santa Fe- (Argentina)