.

.
©

POEMA INJUSTO

Cosecha rosas el que siembra hielo.
Cosecha hielo la que siembra rosas.
¿Qué paso extremo cambiará las cosas
y las pondrá más claras bajo el cielo?

Si el corazón comete mil errores
hay que evitar el yerro Mil y Uno,
y procurar con retardo ninguno
que la razón le gane al Mal de Amores.

Los celos nunca implicarán Fortuna.
Quererte así me parte en mil pedazos,
y aunque me encanta enfermar en tus brazos,
voy a esmerarme en encontrar vacuna…

Y cuando vuelvas a esta pobre mina,
que es tu destino, tu solaz, tu gloria,
y la que MÁS TE AMÓ en toda la historia,
vas a encontrar (con suerte...) ¡sólo espinas!