.

.
©

SOBREVIVIR AL AMOR















Se suceden las horas
los recelos descansan


se acomodan las piezas
el tesón la constancia


se disuelve el Pasado
como azúcar en agua


y en el mar de la ira
la actitud se remansa


las ideas se ordenan
la ansiedad se desarma


las cenizas se vuelan
se deshacen las cartas


se equilibran los platos
de la vieja balanza


se reescribe la historia
se evaporan las lágrimas


hay más brío en el cuerpo
hay más luz en el alma





¿y el amor? se me queda
en las manos ajadas


como un pájaro herido
que ni mueve las alas

pero aún está tibio
y me mira con ansias

se resiste a perder
la virtud la esperanza












y me mira y lo miro
y no mueve las alas…