.

.
©

BURBUJAS













Felicidad le dicen a la luz
que centellea en los ojos de aquellos
que regentean los sueños más bellos
y nos ayudan a cargar la cruz.


Los que nos quitan peso de la espalda,
los que nos prestan la llave del cielo,
los que nos corren el oscuro velo
para inundarnos de chispas el alma.


Duendes tangibles, estrellas fugaces,
espuma breve que besa la roca
y vuelve oro todo lo que toca
con su atributo de ángeles vivaces.





Como burbujas que el viento desplaza,
nos acarician, y la vida pasa …