.

.
©

MENOS FOTOS Y MÁS LETRAS













 Menos Bécquer y más Borges.
Menos fotos y más letras.
No vas ni a la esquina así,
suspirando en la vereda.


Ponete por fin las pilas.
Mirá más libros, pebeta,
que últimamente- creeme-
tu florilegio da pena.


Se te desborda la miel
y la rabia te envenena,
los celos te están cortando
las alas y las estrellas.


Entrale duro a Aristóteles,
volvete a leer La Eneida,
hacete un favor, no dejes
que Benedetti te pierda.


Al rojo corazoncito
que la mirada te ciega,
ponele algún fungicida,
estampalo en la vereda


y pisalo con el taco
o aplastalo con la suela,
por que no vuelva a nublarte
la visión ni la sesera.


Aflojale al rosa chicle,
menos flores y más letras,
menos tatoo, menos poses,
que no han valido la pena.


No hay forma de que lo enganches
ni con imágenes nuevas,
ni rubia,  ni peli-larga,
ni haciéndote la canchera.


Ni con ropa, ni sin ropa,
ni con cara de pantera,
ni con mirada de gata,
ni con gemido de perra.


Bajate ya de ese tren
que estás pifiando a la meta.

Menos Bécquer y más Borges,
¡menos fotos!

y más letras…