.

.
©

HUBO UN TIEMPO DE ROSAS












Hubo un tiempo de rosas
despojadas de espinas

las dejabas sin más
en mis manos vacías

era puro silencio
tu rosada caricia

pero todos los pétalos
me mostraban tu firma



Hubo un tiempo pasado
en que no me decías

una sola palabra
sin embargo, tenías

para mí, siempre el beso
de una rosa divina

como un mar de esperanza
dibujando en mi orilla



No hubo cartas jamás
hubo alguna poesía

pero tu eco sin voces
todo en mí se sentía

con aroma de rosas
con dulzura escondida

que en mi ajado papel
era un río de tinta



Hubo un tiempo de rosas
despojadas de espinas

que guardé como perlas
en mis letras cansinas

y me siguen dorando
las mañanas sombrías





Hubo un tiempo lejano
en que vos me querías...