.

.
©

EL SUEÑO








La coordenada es sur. Hay una fuente
en una calle / no recuerdo el nombre /
El aire es fuego puro, y hay un hombre
que habita el sueño repetidamente.


El agua es clara y dulce / la he probado... /   
y él va acercándose con ambas palmas,
como si en eso se nos fuera el alma.
(Lo escribo igual que como lo he soñado).

La sed me abraza con zeta y con ese.
Él va rozando mi boca, sus yemas
están mojadas pero igual me queman
como si el agua se desvaneciese.

Y en cada sueño, vuelvo, mansamente,
al imposible oasis de esa fuente.