.

.
©

POR LA VIDA QUE ME DISTE...
























I

La vida nos va llevar
por delante sin piedades,
y nunca vas a saber
cómo fundiste mi sangre.

La que al nacer, me fue dada
como de rojos cristales,
sin entusiasmo y tan fríos
como los ríos polares.


II

La vida nos va a rodear
en el final del combate,
y va a exigir que rindamos
nuestro batido estandarte,

sin que vos hayas sabido
cuánto te extraño en las tardes
en que tu nombre sagrado
y tu recuerdo me invaden.


III

El tiempo nos va a ganar
(no nació el que a él le gane)
con su lenta tiranía
y su autocrático avance,

y nunca vas a saber
cuántas noches implacables
mis dedos atolondrados
te buscaron en el aire.


IV

La vida nos va a informar
en dos enfrentadas calles,
que ahí terminó el camino,
que ya no abrirá otras calles,

sin que vos hayas chequeado
la alquimia de los mensajes
que- como pude y a tientas-
yo me empeñé en enviarte.


V

El tiempo nos va a dar vuelta
la última página clave,
en este libro de cuentos
que yo me obstiné en contarte,

y nunca vas a entender
del todo, que en mi paisaje
estéril, fuiste la vida
que nadie más pudo darme:


VI

La luz que aplastó la sombra,
el sol para mis trigales,
el agua de lluvia dulce
en mis secos arenales,

el aire puro sanando
mi erial, con arresto suave,
que antes de vos, era ciénaga,
y después de vos, fue valle,

un paraíso secreto
pero de gracia invaluable,
(aquéllo que no se ve
suele ser lo que más vale...)


VII

Insisto, fuiste la vida
que nadie más pudo darme…
El fuego interno ganando
al invierno su abordaje.

La juventud regresando
por un tris inmensurable,
burlándose de mis años
en una ilusión sin parches.


VIII

La vida que vos me diste,
nunca nadie pudo darme
y no me alcanzan los versos,
las manos, los ademanes,

las palabras, cien mil libros
y tampoco las imágenes,
para inventar una forma
de agradecer, sin pifiarle;

de agradecerte, alma mía,
por existir, por dejarme
mojar los pies en tus aguas
jordánicas y adorables.


IX

Y aunque el tiempo, que es Damocles,
con su espada nos aplaste,
nos dicte clara sentencia
y un día, por fin nos gane,

y hasta esa hora, vos nunca
creas en estas verdades,
que hoy escribo en esta arena
con una tinta imborrable,


X

sirva este pobre alegato
con estrofa de romances,
para decirte bien fuerte,
(de aquí hasta que… ¡Dios me calle!)


que a riesgos ilimitados
y a pesar de los pesares,


fue de tu mano el madero
que bastó para salvarme ...
























PARA NO MORIR DE UN GOLPE








I
Volver a la fuente es
escribir en soledad,
con la ventana a la calle
cerrada de par en par.

Con los dedos en las teclas
y los ojos sin nublar.
Con la hoja en blanco perfecta
dejándose fecundar.

II
Mil veces querer, poder,
quedarse y recomenzar,
aunque las piedras sean mármoles,
y las voces no estén más.

Aunque las flores sean sólo
una nostalgia de azahar,
y la arena de estas pistas
un cementerio de mar.

III
Vital oxígeno es
hacer versos sin pensar
que la fragua está en los otros…
porque los otros (no están).

Porque se fueron un día
de invierno, sin avisar...
y yo no quise aceptarlo,
por miedo a la oscuridad.

IV
Volver a la fuente es
prescindir del ¨qué dirán¨,
y escribir aún sobre el agua
sin agobiarse jamás.

Porfiarle al paso del tiempo,
ser un granito de sal,
que el agua de lluvia rompe
con su punzón de cristal.

V
En resumen, vivir es
hacer poesía, sin más,
y aunque el silencio me abarque,
creer que vos siempre estás.

Y aunque la Sombra me invada
como un fuerte Leviatán,
y me pulsee con ganas
pensando que va a ganar;

VI

y aunque la Luna se eclipse,
o el Sol no quiera alumbrar,
y todos nos den la espalda
por darse vuelta... nomás...




en la Ermita de los Sueños
nunca dejo de rezar,
porque se muere ¡de un golpe!
el que deja de soñar.


















Porque se muere ¡de un golpe!

el que deja de soñar.










CANCIONCITA SIN ECO










I
El amor es un cristal
que se quiebra en forma insana
si el destino lo profana,
casi siempre para mal…

Es cizaña en el trigal,
nube oscura en cielos claros,
y ponzoña sin reparos
en el pobre corazón
que sufre la desazón
y paga el precio muy caro.
II
El amor no es la callada
canción que sonó en tu voz,
el amor no es ese dios
silente diciendo nada.

No es esa espina clavada
en la carne malherida,
no es este hueco sin vida,
no esta muda palestra,
no es tu vaciada respuesta
esquivando mi embestida.

III
El amor es un jardín
de ¨nomeolvides¨ preciosas
que nacen entre las rosas
espinadas y hasta el fin

pelean solitas sin
lamentación ni asistencia,
contra el filo de la ausencia
que oscila como una espada
de Damocles oxidada
sobre su endeble existencia.

IV
El amor es patrimonio
de pocos, es privilegio
de algunos y entraña un regio
tesoro. Es testimonio

digno del más grande encomio,
que al que lo porta embellece,
y blasón que se merece
los versos que se han escrito,
es el numen infinito
que lo que toca, enaltece.

V
El amor es una hoja
abandonada sin tiento,
débil juguete del viento
que casi todo despoja,

como la ola que arroja
la única perla preciada,
por el mismo Dios lustrada,
que conservé en mi regazo,
y se murió entre tus brazos,
y nadie pudo hacer nada...



El amores un cristal
que se quiebra en forma insana
si el destino lo profana,
casi siempre para mal…












SIN NOVEDADES EN EL FRENTE...










En fin, el reloj sonando,
el sol con el brillo idéntico,
la luz jugando en las hojas, 
los dormidos limoneros,

dos gatos se van del patio
(los envidio a esos traviesos),
y hay un pino muy orondo
jugando a que toca el cielo,

los papeles en la mesa
mezclados con libros viejos,
palabras improvisadas
que algún día serán versos,

una agenda ya prescripta,
aroma a café y pan negro.
Hay un teclado gastado
(gastado, como mis dedos…)

Sin novedad en el frente
ni cambio de rumbo cierto,
el mundo sigue su curso
con la autocracia del tiempo.

Las Horas tejen los diarios
y se ríen en silencio,
las horas siguen su igual
camino de aburrimiento.

Nada ha cambiado, mi amor,
el mismo azul en el cielo,
y por no desentonar...


yo,  que te sigo queriendo.






























Y  (por no desentonar...)










ALEA IACTA EST











No volver sobre el paso.
El camino correcto.
El dolor en la entraña.
La razón. Los recuerdos.

Y las sábanas blancas
serpenteando en el hielo.
Y un volcán en la sangre
que erupciona en silencio.

El amor que no fue.
Los amores que fueron.
Un pedazo de vida
en la luz de los muertos.

Los espacios vacíos.
Los porqué sin regreso.
El mañana que insiste.
La verdad. Los proyectos.

Una flor que porfía.
Una cara sin tiempo
que me mira en las fotos,
como en triste destierro.

Y los nombres que nunca,
que ya nunca volvieron.
Una sombra. Es mi sombra
que me oculta un secreto.

Y la cara de Dios
que no he visto. Ni veo.
Que no sé si veré.
Que no creo…no creo…

Una ausencia. Las risas.
Y los versos. Los versos.
Y las lágrimas dulces.

Y los versos.

Los versos…






ACTA NRO. 1002















Habiendo agotado la instancia de la Navidad

Habiendo escrito ya sobre el amor
El desamor
La manzana
La mitología griega
Los espejos/ los laberintos/ las espadas (El Maestro me perdone)
La sangrienta luna de Quevedo (El Maestro me perdone)
El Quijote
Shakespeare
Las golondrinas de Bécquer
Los amaneceres / Los ocasos / La noche
La frigidez
La pasión
La lluvia

Etc.




Sin el Fin del Mundo

Sin más temas que tratar




y sin vos






mi tintero me mira muy preocupado...









A PESAR DE LOS HACHAZOS












Nacido de raíces majestuosas.
Besado por la lluvia, azul bautismo.
Del aurífero rayo el paroxismo
en las tantas caricias generosas.


De los nidos, sostén y albergador.
De los frutos, airoso fundamento.
Impertérrito adversario del viento.
Carne tierna del hosco leñador.


Bajo el hacha, sangrante vellocino
sobre un manto de nácares verdosos,
no lo lloren tus ojitos piadosos,
no es posible conmutar el destino


de ser balsa en naufragio, ser cruz,
o en aquerenciada guitarra, luz…









CARTA ABIERTA A ADÁN









I
No te fíes de las damas
con sonrisas carmesíes
y sumisas… ¡No te fíes!
Guardan rojos lanzallamas

en los pliegues de sus camas
(y a los principios dorados
siguen fines chamuscados),
y los héroes que se animan
a tales guerras terminan
como rendidos soldados.


II
Te harán los días más gratos
con sus faros de neón,
disfrazarán su león
ronroneando como gatos;

y entre placer y arrebatos,
con tal derroche de piel,
serás presa de Luzbel
en un doméstico infierno,
con doble castigo eterno
por confiar de lleno en él.



III

Untarán tu pan con hiel
de su lengua almibarada,
pero en tu boca engañada
sabrá a mermelada y miel.

Serás el Rey de Babel,
y en copas de agua pasada
te harán beber de la Nada
mezclada con tus desechos,
en tu reinado maltrecho
de corona simulada.



IV

Complacido y satisfecho,
te sentirás propietario
de tu propio carcelario,
sin voz ni voto en el hecho,
y con el mismo derecho,

que le asiste a un pobre preso
a instantes de su deceso,
luego de ser condenado
a morir acribillado,
sin juicio, ignorado y leso.


V

Nadie vede lo gozado
al tocar la faz del cielo...
(aún si te queme en su fuego
un Satanás disfrazado

de angelito alicortado,
bajo su manto tejido
con embrujados anzuelos
y falsarios espejuelos,
por el mismo Diablo urdido)


VI

Pero al menos yo he cumplido
con la preclara misión
de advertirte con razón
mi tan noble cometido;

sabiendo, querido amigo,
que nada de lo expresado
tu corazón cautivado
acusará recibir,
pues el que no quiere oír…
no admite haber escuchado.


VII

Y por decreto firmado,
no habrá celdas con más flores
que las erigen amores,
ni preso más encantado,

que el que de exceso ha pecado
abriendo su corazón,
pues ya ha dictado el Señor
que si has pecado de exceso
tendrás más perdón por eso,
que por pecar de omisión.


VIII

Y aunque en las hembras creyeres
a pesar de sus engaños,
serán más bienes que daños
los que en tu barca te lleves;

pues si un día aciago y breve
con un malvado desliz,
la Fría Dama en un tris
trama en tu cuerpo su nido,
dirás que en paz has vivido,
y muerto …¡más que feliz!


















CANCIONCITA DEL ROSAL










Yo, con vos, germiné,
eché tallo y raíces,
y mis pétalos grises
en purpúreos torné.

La fugaz primavera
me perdió entre tus labios,
y borré los agravios
de la cuita primera.

¡Tan precioso elixir
el licor de tus besos…!
que yo dije en un rezo:
- Después de esto, morir.

¿Quién querría otra suerte
que morir en tus brazos?
(Se ha caído en pedazos,
de la envidia, la Muerte)

Y a sazones,  llegó
del otoño el lamento,
y su abrazo de viento
con crueldad me arrasó.

Se cayeron sin pausa
los efímeros sayos
y quedó sólo el tallo
lloriqueando la causa.

Flor desnuda y herida,
espinada de instantes,
cuyos falsos diamantes
la vaciaron de vida…

Pero tiene un consuelo
que le espanta la sombra,
porque ahora es alfombra,
(edredón sobre el suelo)

una alfombra preciosa
que a tus pies, con delicia,
les regala caricias
de prodigio y de rosas.

Es la vida azarosa
como estrella que pasa,
como el agua que traza
una huella borrosa.

Sin embargo esa corta
existencia de amor,
justifica el dolor,
por la gracia que porta.


Y en el tronco el rosal,
aunque esté despojado,
ve en tus plantas pagado
con virtud, su final.






¿Quién querría otra suerte
que morir en tus brazos?

(Se ha caído en pedazos,
de la envidia, la Muerte)











EL DESAMORADO








Los espejos que cantan la verdad
se silencian de la noche en el filo,
y me esconden con extremo sigilo
entre sombras de buena voluntad. 

Viene el sueño a recordarme tu boca,
luego el sol me va borrando tu huella
y se ha muerto ya la última estrella
cuando vuelvo a ser roca entre las rocas. 

Y despierto y no te quiero y te olvido,
ni contesto tus cartas, ni te nombro,
y si leo tus versos no me asombro
de que a causa de mí,  hayan nacido.

Y atardece,  y la luz se disuelve,
y hay un nombre, es tu nombre, que vuelve…













NO VAS A PODER








Bendito sea el papel
que el amor nos conjurara,
y tan sentida, y tan clara,
la letra de ese papel.

En deliciosa condena
nuestros nombres se han unido
porque el azar lo ha querido
para aliviarnos la pena.

Y si los libros al fuego
quisieras echar un día…
amor, tampoco podrías
borrarme. No es sordo el ruego

de mi voz sin voz que grita,
y hay una marca en tu piel
igual a la del papel,
imborrable e infinita.

Seré un recuerdo hecho verso
en tu anaquel atestado,
seré el más dulce pecado,
seré calma ante lo adverso,

azúcar en la amargura,
lluvia fresca en el verano,
y voy a darte la mano
con un río de ternura

cuando las sombras te quieran
abrazar en soledad,
seré sol, y voluntad,
y magia, y vida, y quimera.

Vas a poder contra todo,
vas a poder contra mí,
la guerra se gana así.
Ya perdí…de cualquier modo…

Pero no vas a animarte
a destruir tantos versos,
que con bien pagado esfuerzo
yo me he empeñado en firmarte.


Bendito sea el papel
que el amor nos conjurara,
y tan sentida, y tan clara,
la letra de ese papel…











EN VANO











En vano pretender
escribir El Poema,
colonizar las hojas del DRAE,
bosquejar otras palabras que no sean brazos, pedazos,
fuego, ruego, suerte, muerte…

En vano tratar de
escaparme del corsé de la rima,
no contar sílabas con los dedos sobre la mesa,
versear sobre otros temas,
desconectarme,
garabatear sobre un papel,
prescindir del teclado,
(asdfg hjklñ asdfg hjkñ asdf hjklñ asdfg)
fingir que no me importan algunas ausencias.

En vano intentar
cubrir el sol con la mano,
no tapar el bosque con la rama,
dormir más de seis horas,
que el gato tenga gusto a liebre,
esconder los turrones de almendra bajo siete llaves,
no decir tantos gre gre para decir Gregorio,
reemplazar por malta el café,
imprimir poesía de avant-garde,

olvidarte.









CANCIONCITA DE LA LLUVIA














Llueve con gris desconsuelo
y unos pulidos cristales
(como si fueran puñales)
se caen del cielo.

La lluvia nos miente un tango
y es decidora de cuitas
con su nostalgia infinita
de eximio rango.

Nos mezcla el azúcar puro
con las lágrimas de sal
y el agua nos limpia el mal
turbio y oscuro.

La novia suspira en vano,
los amantes se licencian,
los amigos se aquerencian,
tal como hermanos.

Mis ojos, que te reflejan,
nublándose bien a tono,
niegan del sol el encono
y no lo espejan.


Daría lo que pidieras
(de enumerarlo, me abstengo…)
daría lo que no tengo,

por que volvieras.



































Daría lo que pidieras

(de enumerarlo, me abstengo…)

daría lo que no tengo,

por que volvieras.














¿QUÉ PRETENDEN LAS FOTOS?









Qué pretenden las fotos
que detienen el tiempo,
que se ufanan sin voz
de quebrar el silencio,
que sin ser como espadas
te atraviesan el pecho,
que sin ser como lava
te acorralan con fuego.
¿A qué aspiran? ¿Qué buscan?
¿Perpetuar los recuerdos?
¿Desafiar al reloj?
¿Apelar un decreto?
¿Refutar la sentencia
de un antiguo derecho
que el pasado atesora?
¿Darle vida a un momento?
Angelitos rebeldes,
pedacitos de cielo,
las imágenes bordan
su destino de espejos.
¿Qué pretenden las fotos?
¿Boicotear los esfuerzos
de borrar lo vivido,
sin el nimio respeto?
Un@ guarda una perla
en el fondo de un verso,
y se jacta de haber
enterrado el secreto.

Y se escapa a la calle
como aliad@ del viento,
y se miente el triunfo
de matar un recuerdo…

Y se empeñan las fotos
con perfil de aguacero,
con descaro divino,
con embate de cierzo…

en meternos la mano
en el alma, en el cuerpo,
y la sangre dormida

acomete sin miedo,
se nos puebla de alas,
se nos pinta de sueños…

















RÈVES











Se me escapan los versos
como escapan las gotas

de la lluvia entre el marco
opulento de rosas,

se me van las ideas,
como las mariposas

se me van de las manos,
se me escurren las horas,

se me vuela la vida,
el reloj se me enoja,
y se apuran, se apuran
sus agujas filosas.

Se me pone la piel
como seda rugosa,

se me escarcha la risa,
se me ensancha la sombra,

y me pierdo en tu nombre
como en una riesgosa

aventura sin tiempo
de silencio y de olas.

Se me escapan los versos,
los poemas no asoman,

me han negado su chispa
de magnífica joya,

(Y pensar que hace poco,
florecían las trovas

como en vastos jardines,
como perlas preciosas…)

Y me quedo sin voces,
y me quedo sin trovas
sin poder escribirte
lo que mi alma atesora.

Sin que el viento te lleve
en la luz de sus hojas
las antiguas promesas
de este amor, que me honra.

Pero no encuentro versos,
los poemas no asoman,

y me quedo sin voces,

y me quedo tan sola…



Si en un sueño, notaras,
que mis manos te rozan,
yo te pido que sientas
en sus signos, mis notas,


que te van susurrando
con su ingrávida boca,
lo que no están gritando
en sus líneas, mis trovas.










BURBUJAS













Felicidad le dicen a la luz
que centellea en los ojos de aquellos
que regentean los sueños más bellos
y nos ayudan a cargar la cruz.


Los que nos quitan peso de la espalda,
los que nos prestan la llave del cielo,
los que nos corren el oscuro velo
para inundarnos de chispas el alma.


Duendes tangibles, estrellas fugaces,
espuma breve que besa la roca
y vuelve oro todo lo que toca
con su atributo de ángeles vivaces.





Como burbujas que el viento desplaza,
nos acarician, y la vida pasa …

















DERROTERO












He sido lluvia, relámpago,
tsunami, río revuelto,
lago tranquilo, charquito,
oasis, cascada,  hielo,

espigas rotas, maizal,
girasoles avarientos
de blanqui-aurífera luz,
cizaña cortada al sesgo,

y he sido luna de junio,
estrella fugaz, deseo,
pulsar lejano y antiguo,
azul y expectante véspero,

bosque profundo y oscuro,
valle claro y somnoliento,
jardín de pleno verano,
rama desnuda de invierno.

También fui brasa, volcán,
descarga iracunda, fuego,
nube, tormenta, arco iris,
caricia breve del viento,
y con el sol por testigo:
pobre rocío en el suelo
arrinconado en tu puerta
como un perrito con miedo.

Y después de tanto andar,
y después de tanto esfuerzo,
a pesar de tantos cambios,
 a pesar de tanto tiempo,

no sé si Dios va a mostrarme
en algún divino sueño,
o el Diablo – que no es tan malo…-
me va a contar el secreto

  que vos me tenés vedado,
por el que diera mi Reino…

Si pensando en mí,  tus labios
pronunciaron un ¨Te quiero¨,
si ocupo en tus anaqueles
un lugar de privilegio


y si estaré para siempre
cobijada en tus recuerdos.










ACCESO A ¨LAS ÚLTIMAS PALABRAS¨

ACCESO A ¨LAS ÚLTIMAS PALABRAS¨
http://postbysil.blogspot.com.ar/

PUBLICACIONES

.

JUGANDO A VERSE/ARTE

JUGANDO A VERSE/ARTE
Ficha de Dunken (clic)

ME DECLARO INOCENTE

ME DECLARO INOCENTE
Editorial DUNKEN

LA ENCANTADORA DE VIENTOS

LA ENCANTADORA DE VIENTOS
CEAediciones- SAN FRANCISCO- CÓRDOBA- ARGENTINA-

ANALOGÍAS (click)

ANALOGÍAS (click)
Editorial C.E.A. San Fco. Córdoba (Argentina)

SITIO WEB DE LA EDITORIAL

SITIO WEB DE LA EDITORIAL
Hacé click en la imagen

LA CAJA DE PANDORA

LA CAJA DE PANDORA
C.E.A. Ediciones

SITIO WEB DE LA EDITORIAL

SELECCIÓN DE PROVINCIAS

SELECCIÓN DE PROVINCIAS
ANTOLOGÍA EDITORIAL DUNKEN- BUENOS AIRES- ARGENTINA-

EL MUNDO LLEVA ALAS

EL MUNDO LLEVA ALAS
ANT.2010- EDIT.VOCES DE HOY- Miami (EEUU)

DETRÁS DE LA PALABRA

DETRÁS DE LA PALABRA
Año 2012- Antología Poética- Editoria Dunken (Bs.As.)

FIRMA DE POETA

FIRMA DE POETA
ANT.2011- EDIT.DUNKEN-Bs.As. (Argentina)

BITÁCORA POESÍA

BITÁCORA POESÍA
ANT.2010- EDIT.DUNKEN- Bs. As. (Argentina)

ANTOLOGÍA DEL CÍRCULO DE ESCRITORES SAN JORGENSES

ANTOLOGÍA DEL CÍRCULO DE ESCRITORES SAN JORGENSES
Editorial Acosta -Santa Fe- (Argentina)