.

.
©

PROYECTOS para lo que me reste de vida...







I

Nada raro bajo el cielo de mañana...

Caminar hasta que encuentre al fin la Paz.
Un antiguo desafío y varios más,
(como todos)- no avanzar es cosa insana-.

II

Un balance con un saldo ¨No a favor¨.

Confesar ante el espejo de mi baño
(que es un Santo Inquisidor) que todo el daño
que he sufrido fue por causa de mi error.

III

Entender que cada lágrima vertida
no mejora medio metro de dislate,
no corrige para nada un disparate
ni redime las pifiadas de mi vida.

Comprender que articular taaaaaanto un -¨Perdón...¨
no me ampara ante los fallos ocurridos,
no me salva de la Garra de tu Olvido,
ni me borra del sumario el resbalón.


IV

Un PLAN A, para tratar de ver quién soy.

Y el empeño de sembrar -como hasta hoy-
toneladas infinitas de ternura
(si me sigue respondiendo la cintura…;)

siempre en tierras de tu estricta propiedad,
salvo orden que en contrario impartas vos
o decreto que ¨de oficio¨ firme Dios,

y atendiendo a ese nivel de prioridad.


V

Un PLAN B, para aceptar que para vos,
no soy más que un ¨Grupo Cálido de Bytes¨,
que te sirve si otros planes no ¨aguardáis¨,
(porque no entran tres en camas para dos) .

Y si entraran... el lugar es tan conciso,
que terceras no tangibles e invasoras,
corren riesgos de -sin más-, estas señoras,
terminar desparramadas en el piso.


No hay Maestro más capaz y más ¨leído¨
que el Error que cometiste sin querer,
y que NO PUEDE VOLVER A SUCEDER,
si aspirás decir que ALGO HAS APRENDIDO...

VI

Y un PLAN C, que aunque rayando la utopía,
ambiciona fumigar romanticismos,
amoríos becquerianos y espejismos,

con la meta de escribir – por fin- Poesía…









Y un PLAN C, que sé que raya la utopía,

con la meta de escribir – por fin- Poesía…