.

.
©

EL CICLO












nada pervive al manto de la noche

ni la sonrisa esculpida en el hielo
ni el vestido de vidrios de colores
la piel se muestra tal y como es
de arena fina rota despojada
sedienta de otro mar de antiguas lluvias
los años retroceden en el tiempo
la niña se acurruca pide a gritos
el beso de una madre que está ausente
la noche no es eterna es un consuelo
y el sol deja a la niña en el pasado
y esculpe otra sonrisa que es de hielo
y choca con los vidrios de colores
e inventa un arco iris que bien sabe

que nada pervive al manto de la noche.