.

.
©

CONCLUSIONES i (LÓGICAS)


I

Sobre los pobres despojos,
la Paz le sigue a la Guerra,
como le sigue la Calma
a la furiosa Tormenta.

El Sueño sereno y dulce
le sigue a la ardua Tarea,
como le siguen los Mates
a la pausa de la Siesta.

La Noche le sigue entonces,
a la esmerada Faena,
con su vestido de sombras
y una caricia en ofrenda.


II

¿Qué seguirá? me pregunto…
a un arsenal de promesas,
a un juramento de sangre,
a una legión de poemas,

que fueron ríos azules
habitados por sirenas,
muertas en medio del mar
sin historial ni leyenda,

como paladas de azúcar
esparcidas en la niebla,
sobre las olas amargas
y las oscuras arenas.


III

¿Qué seguirá? Me pregunto
en estas horas desiertas,
casi firmando un dictamen,
casi temiendo respuesta…

¿Un vendaval de silencios?
¿Un cobertor de hojas secas?
¿Un cofre inmenso y vacío
al que robaron sus perlas?


¿ Qué le sucede al Amor,
cuando se caen las vendas,
cuando se inunda la proa,
cuando se cortan las cuerdas ?

¿ Qué le sucede al Amor
cuando el Olvido lo arrecia,
cuando se queda sin aire,
cuando se cierran las puertas ?


¿Qué seguirá? me pregunto,
a un arsenal de promesas,
a un juramento de sangre,
a una legión de poemas…


¿Un vendaval de silencios?

¿Un cobertor de hojas secas?

como le sigue la calma

a la furiosa tormenta...

como la paz (desangrada)

viene después de la guerra...


¿........................................?


¿.............................?


¿.....................?