.

.
©

DIECISEIS LÍNEAS





 Yo que nací sobre el suelo, 
humana, débil, rastrera, 
veo alas y me creo
 palomita mensajera.

Ando llevando mis versos 
como si fueran quimeras 
de nube en nube, tratando 
de que ¡por fin! vos los veas.

Ojalá que alguna noche, 
mientras mirás las estrellas, 
veas pasar- como al vuelo- 
esta bandada de letras… 

Y detengas tu mirada 
unos minutos en ellas, 
y te des cuenta, por fin, 

que te deben su existencia.