.

.
©

ORACIÓN DE LA ARENA



¨Escribo para mí, para mis amigos
y para atenuar el paso del tiempo.¨

Jorge Luis Borges


Si yo pudiera hablar de un elemento
que me espejara en atributo y pena,
señalaría sin duda a la arena
que es de los mares contorno y asiento.

Por palidez y por resecamiento,
por no lograr ser montaña ninguna,
por aridez extrema y por ser duna
inconsistente a la merced del viento.

Y en este día de cielo nublado,
a vos, que sos como el agua invencible,
de quién espero siempre el imposible
y azul bautismo de húmedo pecado,

elevo exhorto de sincera laya
para que en forma suave y repetida,
nunca te niegues a inundar de vida
al arenal infértil de esta playa.

Vengo otra vez con versos, a inclinarme,
para que vuelvas siempre a acariciarme.