.

.
©

TEORÍA CLIMATOLÓGICA







¨En el otoño de mi vida
la luna no tiene manchas,
y sin embargo…¨

Kobayashi Issa


Está raro el otoño, como más caliente.
Como sublevado de primaveras,
o agobiado de hojas secas,
o aburrido de poemas
que hablan del otoño.

Debe estar enamorado
(qué se yo)


Y sí...
A veces uno se cansa
de postales de oro,
de atardeceres que estornudan,
de bufandas y gorros.

Y quiere
–sin molestar a nadie-
mordisquear manzanas,
soltarse el pelo hasta la cintura,
acariciar el césped tibio
o emborracharse de luna
a cara descubierta
(y a espalda descubierta también)
¿Por qué no?

Así que
–salvo orden autorizada en contrario-
no queda otra
que apoyar al otoño en esta noble causa,

pintarrajear el cielo gris con turquesas,
decirle a las nubes que ahora no,
que podría ser después,
que serán notificadas,
que muchas gracias.

Y abrir el alma, las ventanas, las puertas
sin/vergüenza,
de par en par.

Estrenar sábanas de seda
(preferentemente de colores cálidos)
citar al sol en plena siesta
y compartir con él
y con algún testigo bien dispuesto
un helado de chocolate
o de limón o de frutilla.

Y final y triunfalmente
poner uno a uno contra la pared
- con convicción pero sin violencia-
a todos los calendarios formales,
eso sí:
después de aflojarles la corbata,
decirles en el oído que se relajen un poco
y haberles desabrochado (al menos)
cuatro botones de la camisa.

Está raro el otoño, como más caliente.
Debe estar enamorado
(qué se yo…)



LA NOCHE MIL Y DOS








I
Ella ignora las rutas del desierto,
no ha pisado su arena refulgente
y al no ver ni tocar ese oro incierto,
no ha soñado los sueños del Oriente.
Nunca supo de estrellas milagrosas
ni de ríos con aguas prodigiosas.

No responde ante el nombre ¨Scherezad¨,
no la acecha: el filo de una espada,
no ha intuido el albur de ¨Sindibad
el Marino¨. No ha visto la alborada
derramar sus cristales relucientes
en el mármol lustroso de las fuentes.

No ha rozado las perlas de una tiara,
no la cubren las sedas ni el marfil
la enjaeza. Los rasgos de su cara
no suponen realeza y el sutil
ademán de princesa que denota
es el pobre resguardo de una cota.

Sin embargo…

Ella debe pagar por las heridas
que otras antes dejaron en su Rey
y curarlo también. Establecidas
las órdenes fijadas por la ley,
apoya en sus relatos la confianza
y aumenta cada día su esperanza.

Ella acepta que toda su existencia
dependa de la historia por contar
mañana; de su fe, de la eficiencia
y el don de sus palabras. Atrapar
por siempre su atención. ¡Éso le cuesta!
su endeble subsistencia. Y ella apuesta.

II
Él no habita un espléndido palacio,
ni lo agita el poder de un talismán,
no atesora vasijas de topacio
donde moran tres genios que se van
proyectando en la luz con la virtud
de cumplir sus deseos a inquietud.

Sin embargo…

Él sabe que hizo mal en no matarla
La Noche que debía. Ahora teme
que no logre jamás ejecutarla;
abjurar de la orden, que se queme
su ira a fuego lento y sin dolor
sin más, sobre la pira de este amor.

Las dudas que no mueren enseguida
se arriesgan a durar eternamente,
y anudan a su límite la vida
de aquellos que las guardan y las sienten.
La Duda y el Amor son dos hermanos
que rigen el Infierno, soberanos.

Las Noches son eternas, infinitas.
No hay mil, hay mil y una. Nadie sabe
quién guarda los secretos y las cuitas
que abarcan su misterio y esa llave
capaz de atravesar el armazón
que encierra hasta el letargo un corazón.

Sin embargo…

La dulce analogía está planteada.

Hay guerras que se ganan sin espada,
alfanje ni puñal. La trama empieza
en límites del Sur, o en el Oriente.
El fuerte va menguando su dureza
y el triunfo suele ser del más paciente…

Sin embargo...



TOCAR EL CIELO






I
Entre aquello que jamás dejamos ser
y las horas apagadas de la muerte,
sé que existe otro lugar donde la suerte
atesora sentimientos y placer,

el onírico rincón de lo indecible
que consuma los deseos imposibles.

II
Sin cubrirme con los mantos de Platón
ni vestirme con los fuegos de Quimera,
mi argumento justifica tanta espera
y compensa nuestros días de aflicción.

Si querés, llamale Cielo a ese paraje,
poco importan los colores del paisaje.

III
Si, ya sé, sobre tu cama se podría
explicar más claramente el postulado,
pero a tanto años luz es complicado…
y mi único recurso es la poesía.

Mientras haya un abnegado que la lea
pueda ser que finalmente alguien me crea.

IV
Si a través de las palabras es viable
perdurar en las personas que queremos.
¡Cuánto más puede lograr lo que sabemos
que es amor, fuente de luz inagotable!

No me acuses de delirios y porfía,
sólo trato de contarte mi teoría.

V
Hoy anduve entre los mármoles eternos
de mi pueblo, visitando a mi papá
y a otros muertos y a otros nombres, qué más da…
y me niego a sucumbir a los gobiernos

de los fosos infectados y mezquinos
regenteados por gusanos anodinos.

VI
No será un dogma de fe, es mi verdad.
Si no hay sangre y si no hay piel, habrá otra cosa,
pues la vida es demasiado pavorosa
para ¡encima! carecer de eternidad.

La creencia en un deleite que sea eterno
cierra más que la del Cielo o el Infierno…

VII
El Edén no es patrimonio de La Biblia,
es un banco de caricias sin peaje
anhelando que nos suelten el cordaje,
las amarras, las cadenas, la vigilia;

y al aguardo de pasiones duraderas,
sin renuncias, privaciones ni fronteras.

VIII
No te dejes engañar por los rumores
que los siglos se encargaron de adornar.
¡Somos mucho más que:  almas a juzgar!
Piso un cabo de manzana entre las flores

que seguro Adán tiró.  Y  ¡merecidas!
hay manzanas esperando ser mordidas.

IX
¿ Y si el alma perviviera con el don
de esgrimir los seis sentidos sin problema,
y subir hasta la cumbre más extrema
del placer eternizando su función?

¿Para qué penar doliente e infeliz
por un cuerpo que no dura más que un tris?

X
Voto entonces por espíritus sin duelo
que ad eternum permanezcan en alerta,
con la ¨máquina de amar¨ siempre despierta
y las ganas de gozar en franco vuelo,

sobre un nuevo resplandor en que el verano
se corone como el Justo Soberano.

XI
Y de última, mi amor… si no es así…
¿qué ganamos con pensar que en un panteón?
morirá mi desbocado corazón
renunciando a su latido (porque sí).

Si en la muerte comprobamos que he fallado
¿quién nos quita a esas alturas lo soñado?




POEMA PARA UNA REINA






Desde que es Tierra, la Tierra,
Fuego el Fuego, Aire el Aire,
y envoltura escurridiza
toda el Agua inabarcable;

desde el origen del Mundo,
hasta los días actuales
y por todas las futuras
horas que falten sumarse,

la Belleza fue caricia
al ojo humano en paisajes,
en cielos de azul profundo,
en el turquí de los mares,

en el cristal de la lluvia,
el oro de los trigales
y sobre todo en el brillo
de las flores naturales.

¿Quién no detuvo en las rosas
su marcha presta, un instante?
¿Quién no quedó arrebatado
ante jardines triunfales?

Sin embargo, bien sabemos,
y decirlo aquí, nos cabe,
que no habrá jamás Belleza
parecida o comparable

a la que porta una Dama,
dueña del fino donaire
de ir arrancando suspiros
cuando al paso, corta el aire.

Y si esa hermosa mujer
sonríe, la luz se expande,
la frescura se declara
y el resplandor nos invade.

Entonces, el mundo entero,
REINA de todo la hace,
nombrándola Soberana
de criaturas y paisajes.

Y agradece su existencia
sobre un trono de diamantes,
y pone manto y corona
a su gracia inigualable.

POEMA para abejitas reinas







Chispa de oro, candil,
infancia de lluvia fresca, 
sonrisas de puro sol,
ojitos de perlas nuevas.

Reinas de plata en bonsái,
espejitos con estrellas
que van dando luz sin límite,
sin nubarrón y sin tregua.

Princesitas de oro puro,
incomparables doncellas
que van de pétalo en pétalo
dejando graciosas huellas.

Pequeños rayos de luz
que nos agracian la senda,
nunca dejen de emanar
esa virtud que las sella.

Que el invaluable tesoro
de sus miradas perfectas,
de su paso candoroso
y de sus visos de reinas,

les albergue ese futuro
soñado con inocencia,
y las colme de prodigios
y maravillas inmensas.


SONETO REFLEXIVO II





Tragame, Tierra, que mi cobardía
avanza al mismo paso que la noche,
y no escatima tacha ni reproche
el Juez que habita dentro el alma mía.

Ya pisa en falso mi planta y su huella
hará que el íntimo terror me alcance,
(que no hay plegaria que frene el avance
firme y oscuro de una mala estrella).

Si me quedara un atisbo de brío
o pizca mínima de intrepidez,
debiera ya enmendar la estupidez
que me ha inundado con su amargo río;

y echando mano de un gesto postrer
y ¡ más que digno ! , desaparecer…

PROYECTOS para lo que me reste de vida...







I

Nada raro bajo el cielo de mañana...

Caminar hasta que encuentre al fin la Paz.
Un antiguo desafío y varios más,
(como todos)- no avanzar es cosa insana-.

II

Un balance con un saldo ¨No a favor¨.

Confesar ante el espejo de mi baño
(que es un Santo Inquisidor) que todo el daño
que he sufrido fue por causa de mi error.

III

Entender que cada lágrima vertida
no mejora medio metro de dislate,
no corrige para nada un disparate
ni redime las pifiadas de mi vida.

Comprender que articular taaaaaanto un -¨Perdón...¨
no me ampara ante los fallos ocurridos,
no me salva de la Garra de tu Olvido,
ni me borra del sumario el resbalón.


IV

Un PLAN A, para tratar de ver quién soy.

Y el empeño de sembrar -como hasta hoy-
toneladas infinitas de ternura
(si me sigue respondiendo la cintura…;)

siempre en tierras de tu estricta propiedad,
salvo orden que en contrario impartas vos
o decreto que ¨de oficio¨ firme Dios,

y atendiendo a ese nivel de prioridad.


V

Un PLAN B, para aceptar que para vos,
no soy más que un ¨Grupo Cálido de Bytes¨,
que te sirve si otros planes no ¨aguardáis¨,
(porque no entran tres en camas para dos) .

Y si entraran... el lugar es tan conciso,
que terceras no tangibles e invasoras,
corren riesgos de -sin más-, estas señoras,
terminar desparramadas en el piso.


No hay Maestro más capaz y más ¨leído¨
que el Error que cometiste sin querer,
y que NO PUEDE VOLVER A SUCEDER,
si aspirás decir que ALGO HAS APRENDIDO...

VI

Y un PLAN C, que aunque rayando la utopía,
ambiciona fumigar romanticismos,
amoríos becquerianos y espejismos,

con la meta de escribir – por fin- Poesía…









Y un PLAN C, que sé que raya la utopía,

con la meta de escribir – por fin- Poesía…









DE AMORES DIVINOS, Y OTRAS YERBAS





—¨¿Quién eres y de qué país procedes? Me tiene suspensa que hayas bebido estas drogas sin quedar encantado, pues ningún otro pudo resistirlas tan luego como las tomó. ¿Es que acaso tu corazón es imposible de hechizar? ¨
CANTO X (La Odisea)- Homero
________________________________________











¿Es que acaso tu corazón es imposible de hechizar...? 










I
Para que vos me veas,
he mezclado muchas gotas de mi propia sangre
y mis propias lágrimas
con el río de tinta de estos versos heridos.
II
Para que vos me toques,
he inventado una especie de sombra traviesa
con forma de loba
que se pone a jugar en tu cama
con vos y con ella
y con otra
y con otras
y con otras…
(ya no importa con quién o con quiénes,
con quién o con cuántas…)
III
Para que vos me sientas,
he dotado a mis pobres palabras desnudas
con sabores peligrosamente dulces.


IV
Para que no te escapes,
he tejido un profuso laberinto invisible
con imanes
formando exquisitas filigranas.
Y hasta ahora, zafaste...
¡Cómo venís zafando lindo, che…!
Pero me temo, amor mío,
que ni Zeus
ni el resto del equipo Olímpico
vayan a estar siempre de tu lado...
y más temprano que tarde,
es posible que no cuentes con la misma suerte de Ulises



Ay, ay, ay, ay,

ya vas volver con la cóncava nave cansada...



y si acaso – esteeeeeee...- ya tuvieras Penélope,
no creo que te aguante y espere la vida entera
(como yo) 
tejiendo… 
Así que,
si yo estuviera en tu lugar,
creéme, 
empezaría
(por lo menos) 
a preocuparme… 
.,.,.,.,.,.,.,.,.,.,.  Eternamente tuya,

--------------------------CIRCE

______________________________
_____________________________
_______________________
__________________
____________
___
-



;)







(Mientras tanto, en la cóncava nave...)




Padre Zeus, mandale un rayo
a esa loca que me hechiza,
y los talones me pisa
reventándome los callos.


Yo voy corriendo y me callo,
y ella insiste y quiere más,
me sigue sin darme paz
como a los sulkys las perras,
por cielo, por mar, por tierra…
Ayudame…¿qué esperás?

Es verdad aunque no lo creas,
que aunque soy héroe y valiente,
no hay nada que la amedrente,
más le huyo, más torea,
que ni Palas Atenea
me salva en esta maraña,
y ya no estoy para hazañas
a mi edad, me convendría
quedarme en la pulpería
con un vasito de caña...



(Diario Intimo de Ulises, pág. 2.344 dorso.)




CANTO DE LAS PLEGARIAS HEROICAS



 

FUENTE: PARA NADA CONFIABLE...











SONETO CAPITAL (soneto inglés sin pecado concebido)




Jamás rozó la ENVIDIA sus estados
y desconoce el campo de la IRA,
(el Cielo sabe que esto no es mentira)
y el Numen déjeme enunciar Pecados
que no la infectan. La roma PEREZA
ninguna vez fructificó en su suelo,
y la adiposa GULA está de duelo,
porque jamás logró hacerla su presa.
No hay AVARICIA, al contrario, su arresto
es darlo todo sin pena ni gloria,
y me condene en su Juicio la Historia,
si hubo SOBERBIA en uno de sus gestos.

Pero sería una cita incorrecta,
asegurar que la chica es perfecta …

TANKA DE LA PELOTA DE FRONTÓN DEPRIMIDA...



¨



Tanto rebota la pelota en la pared,
que al fin se pincha.¨

Anaxágoras
 (Αναξαγόρας)
 (500 - 428 a. C.)
_________________________________________________________





















de la Pelota de Frontón deprimida...
Archi cansada
de estamparse en el muro,
se desinfló.
Pero de esa pared, 
nunca se irán sus marcas. 

POEMA DEL DÍA DEL NIÑO




¨Habla el alma que hay en mí,
la que ríe, la que espera, 
la que se irá cuando muera
o me canse de vivir.¨
Alejandro Lerner
I
Hace una pila de años
yo fui una nena muy rara,
una especie de bichito
que en ningún pozo encajaba.
Jamás hubo una muñeca
que entusiasmarme lograra,
y mi mamá, con tristeza,
en el placard las guardaba.
Tenía una colección
(y culpa...) por ignorarlas,
porque en mi vieja veía
la decepción dibujada.
Hasta que un día de marzo
una Olivetti prestada
con las teclas super duras
y la cinta borroneada,
vino a parar casualmente
a un rincón de nuestra casa,
y apenas nos vimos, supe...
que la vida me abrazaba.

Y aunque en mi hogar las tinieblas
siguieron en primer grada,
y las sonrisas,  a todos,
por ley, se nos impugnaban; 
las diez yemas de mis dedos
sobre esas teclas opacas,
en un veloz aporreo
el cielo mismo rozaban.
Y el papel (que era papel)
se convertía en guitarra,
en perlas de buen cultivo,
en lujuriosas manzanas,
en flores, en arco iris,
en mar de olas muy altas,
en potro salvaje, libre,
y también ¡por fin! en alas… 



II
Unos... treinta años después
de aventuras tan extrañas,
y letra fugaz escrita
sobre una rugosa infancia,
podría otra vez decir
que fui una mujer muy rara,
una especie de bichito
que en ningún pozo encajaba.
Hasta que un día de marzo
este teclado sin tacha,
con las teclas ¨a inyección¨
y el monitor a sus anchas,
vino a parar casualmente
a un rincón de nuestra casa,
y apenas nos vimos, supe...
que la vida me abrazaba.
Y aunque en mi hogar las tinieblas
a veces al sol le ganan
y las sonrisas, no siempre 
se nos ofrecen sin trabas; 
las diez yemas de mis dedos
sobre estas teclas opacas,
en un veloz aporreo
hasta el mismo cielo alcanzan.
Y el plasma (como el papel... )
se me convierte en guitarra,
en perlas de buen cultivo,
en lujuriosas manzanas,
en flores, en arco iris,
en mar de olas muy altas,
en potro salvaje, libre,
y también

¡por fin!


en alas…





EPITAFIO PARA UN GRAN AMOR







I

Aquí yace soterrado
bajo idílicos verdores
y las más hermosas flores,
un amor divinizado.

El madero improvisado
da señal de sepultura
y destaca en la llanura
su montículo luctuoso
como un altar silencioso
erigido con mesura.


II

Han escrito con cuidado
las dos fechas sin los nombres,
porque es cosa de los hombres
proteger lo que han amado,

ocultar lo que han errado
y enterrar porque se ha muerto
el retal de un desacierto
(bajo el signo de la cruz
y al amparo de la luz)
para cerrar el entuerto .


III

El amor que es de esta laya
cobra vida de repente,
permitiendo a quien lo siente
ser feliz desde que estalla,

pero un mal día, se calla,
y a un tiempo: resigna y cesa,
como un sueño que ni empieza
y abortado por Natura,
no encuentra ni paz ni cura
en otro lar que una huesa.


IV

Lo bueno de estos amores
es que se suelen morir
mucho antes de sufrir
rutinas, penas, dolores…

Entonces, los sinsabores
no alcanzan a propagarse,
y solo la miel se esparce
como recuerdo en las bocas,
dejando para las rocas
la hiel en su afán de hincharse.


V

La esencia de lo perfecto
no engarza con lo terreno,
sin embargo, todo es pleno
edénico y sin defecto

mientras nos dura su efecto;
hasta que expira agotada,
y a la muerte inesperada
va la suerte del envés,
matando a dos de una vez
de una sola puñalada.


VI

Si alguna vez, peregrino,
en tu camino toparas
con esa tumba y dejaras
con un gesto cervantino,

una flor. A mi destino
habrás rendido el honor,
porque allí duerme un amor
que con fervor, he sentido,
y que vivir no ha podido
¡quién sabe por qué factor!


VII

Sospecho que supo bien
y antes que yo, que seguir
equivaldría a existir
malherido en el arcén.

Entonces, tomó ese tren
al que suben los valientes
y apretando bien los dientes,
me dijo Adiós, con dulzura,
con idéntica ternura
conque el sol muere en las fuentes…

para evitar desvirtuarse
o que la noche lo hiera,
no encontrando otra manera

que morir para salvarse.






MILONGA DE LA ORGULLOSA





I

Vos vas a volver a mí
con el caballo cansado,
los pocos pelos nevados,
valiendo un ¨maravedí¨;

y todo lo que escribí
en mi gastada poesía
se volverá profecía
o mejor aún, presagio
de un lamentable naufragio
causado por tu apatía.


II

Vos vas a volver, mi amigo,
a un paso del climaterio
y a cuatro del cementerio
(Dios perdone lo que digo);

y con su venia, te sigo
cantando algunas verdades
que no son casualidades,
sino causal y revés
de tanto desinterés
ante mis nobles lealtades.


III

Vos vas a volver, tan viejo,
deshilachado y ruinoso,
que va a volverse espantoso
mirarte hasta desde lejos

en el cristal de mi espejo,
que tantas veces te quiso
acariciar y deshizo
mi ilusión contra tus muros
infranqueables y seguros,
destrozándola en el piso.


IV

Vos a volver el día
que ya todas te hayan dicho:
-¡ Me cansaste ¡ ¡Fuera, bicho…!
y ahí, la melancolía

(que es hija de la Poesía)
te va empujar a los versos
que amorosos y diversos
te firmó esta pobre ignota
con el alma toda rota
y haciendo miles de esfuerzos.


V

Vos a volver sin gloria,
sin pena y sin argumentos,
a ver si mis sentimientos
aún están en mi memoria

intactos, haciendo historia,
y a fin de corroborar
si fue puro cacarear
o fue verdad que este apego
no apagaría su fuego
ni viéndome agonizar.


VI

Vos a volver, y yo,
que tengo el listón muy alto,
que vivo del sobresalto
como un hábito y que no

permito a nadie me escombre,
que tengo encumbrado el nombre,
que no olvido y no perdono,
que hago un culto del encono
¡ y no me inclino ante un hombre…!




























voy a apurarte los pasos,
pa´ derretirme en tus brazos…









EL ENTIERRO











I

Decidí enterrar Tu Nombre
en mi jardín, y en secreto.
(No podía haber testigos
que se enteraran del hecho).

Lo acomodé como pude
con ademán circunspecto
a la izquierda de un blanquísimo
y espinoso rosal nuevo.

Un Dije con mi inicial
de oro y purísimo argento,
dejé caer sobre él,
como un símbolo perpetuo.

La tierra estaba tan tibia,
que acaricié con mis dedos
lentamente, cada letra,
y lo cubrí con esmero.


Después, planté ¨Nomeolvides¨
de un color azul intenso,
que le oficiaron de túmulo
natural, hermoso y fresco.


II

Cada tarde, en soledad,
me iba a sentar en silencio
y lo regaba con lágrimas
que al rato, secaba el viento.

Una amiga me explicó
- y apaciguó mi tormento -
que en este tipo de cosas
es mejor hacer el duelo.


III

Las espinas del rosal
ganaban todos los huecos
y las pobres ¨Nomeolvides¨
resistían con denuedo.

Sin embargo, con el paso
beneficioso del tiempo,
dejé progresivamente
de acercarme al rosal nuevo

y de llorar con tristeza
sobre el azul monumento
de tallos debilitados
y pétalos polvorientos.


IV

Mas cuando incauta creí
que había superado el riesgo
de deshilarme de amor
y penas por tu recuerdo,

se puso a llover de noche
con impiedad, bien sabiendo,
¡cuánto! la lluvia me trae
tu evocación al momento.

Maldije a todas las nubes,
al pronóstico del tiempo,
al agua dulce caída
y a cada rincón del Cielo.

Y me dormí con el Diablo
susurrándome indiscreto
que cada gota era albur
de malas nuevas en cierto.


V

A la mañana siguiente
me fui hasta el patio corriendo,
el corazón me latía
con especial desenfreno.

Pisé infinitas espinas
del bendito rosal nuevo,
y por fin llegué a la tumba
que guardaba mi secreto.

Las ¨Nomeolvides¨ chispeaban
como zafiros perfectos
abrillantadas de azules
y con los tallos enteros.

La tierra estaba movida.
Tu Nombre estaba en el suelo
enganchado con mi Dije
de oro y purísimo argento;

y todo en la superficie
de mi jardín ¨verde espejos¨,
como si no hubiera habido
allí jamás un entierro…


VI

Sonreí y lloré un poquito,
guardé ambas cosas sin miedo
en el fondo de un bolsillo
que tengo en un jean muy viejo…

Y enfilé para mi casa
a paso largo y discreto.
(No podía haber testigos
que se enteraran del hecho).

Lavé Tu Nombre y mi dije,
que de barro estaban llenos,
y los até con cuidado
a la seda de un pañuelo

que hace dos lustros mí tía
me trajo de un viaje a México,
y que por rojo y precioso
como un tesoro lo tengo.


VII

Pañuelo, Tu Nombre y Dije
con mi inicial, los conservo
escondidos en mi almohada
y no lloro por tenerlos.

La mano se me desliza
en un roce placentero
sobre la seda que arde
a fuego sublime y lento.


VIII

Hay amores que resisten
voluntad, razón, entierros,
y que vuelven a surgir
más renovados y enteros.

¨Los muertos que yo maté¨
están sanos, viven plenos,
y prometo no volver
a cometer tales yerros.








Tu Nombre sigue en mi cama
y ahí seguirá: Ad eternum,
(pero sin testigo alguno
que se entere del suceso...)

































La mano se me desliza

en un roce placentero

sobre la seda que arde

a fuego sublime y lento...





CORAZÓN CON MIL PUÑALES







I
Corazón con mil puñales
y mil heridas abiertas,
que dejarán de sangrar
a puro latido y fuerza;

todavía no pudiste
saber que la fibra extrema
no está en la sangre bombeada
sino en el tajo que cierra.


II
Todo aquello que no mata
multiplica fortalezas,
se vuelve yelmo, coraza,
superación y potencia;

y en el filo del metal
que te ha herido en las contiendas,
la ventura te está dando
una invencible herramienta.


III
No reniegues del puñal
que de la vida a las vueltas,
terminará siendo causa
de tu mayor fortaleza.

Nunca dudes del valor
de eso que en forma de perla,
vos le llamás corazón
que, no creo… tenga dueña.

Y si acaso la tuviere,
anoticiarla, debieras
que hay una joya invaluable
entre su pecho y sus piernas.

Asimismo, con palabras,
(que más que claro ella entienda)
exigirle que la cuide
como a la más cara gema.


IV
Yo, como Venus marchita,
sin brazos,  rozo tu estela
con este engarce de versos
convertidos en poema,

para darte garantías
y sentar jurisprudencia,
que te espolee a querer
tan solo a la que te quiera.



V
No debe rogar amor
el caballero que sepa
que vale todas las lágrimas
de las damas que lo acechan.

No debe rogar amor,
sino darlo a manos llenas,
y recibirlo ¡tan solo
de aquella que lo merezca!



VI
Y si un día te acorrala
una voraz nube negra,
no te olvides que es de ahí,
de donde cae el agua fresca;

esa que lava la sangre,
esa que te abre las puertas,
la que te muestra el camino,
la que te espanta la niebla.



VII
Y en esta instancia, me animo
 a firmarte una promesa
de adoración sin reparos,
cláusulas, vetos ni reglas,


pidiendo a cambio lo mismo, 

aunque te suene a quimera,

y que después,  el Destino, 

con sus alas,

nos envuelva.





ACCESO A ¨LAS ÚLTIMAS PALABRAS¨

ACCESO A ¨LAS ÚLTIMAS PALABRAS¨
http://postbysil.blogspot.com.ar/

PUBLICACIONES

.

JUGANDO A VERSE/ARTE

JUGANDO A VERSE/ARTE
Ficha de Dunken (clic)

ME DECLARO INOCENTE

ME DECLARO INOCENTE
Editorial DUNKEN

LA ENCANTADORA DE VIENTOS

LA ENCANTADORA DE VIENTOS
CEAediciones- SAN FRANCISCO- CÓRDOBA- ARGENTINA-

ANALOGÍAS (click)

ANALOGÍAS (click)
Editorial C.E.A. San Fco. Córdoba (Argentina)

SITIO WEB DE LA EDITORIAL

SITIO WEB DE LA EDITORIAL
Hacé click en la imagen

LA CAJA DE PANDORA

LA CAJA DE PANDORA
C.E.A. Ediciones

SITIO WEB DE LA EDITORIAL

SELECCIÓN DE PROVINCIAS

SELECCIÓN DE PROVINCIAS
ANTOLOGÍA EDITORIAL DUNKEN- BUENOS AIRES- ARGENTINA-

EL MUNDO LLEVA ALAS

EL MUNDO LLEVA ALAS
ANT.2010- EDIT.VOCES DE HOY- Miami (EEUU)

DETRÁS DE LA PALABRA

DETRÁS DE LA PALABRA
Año 2012- Antología Poética- Editoria Dunken (Bs.As.)

FIRMA DE POETA

FIRMA DE POETA
ANT.2011- EDIT.DUNKEN-Bs.As. (Argentina)

BITÁCORA POESÍA

BITÁCORA POESÍA
ANT.2010- EDIT.DUNKEN- Bs. As. (Argentina)

ANTOLOGÍA DEL CÍRCULO DE ESCRITORES SAN JORGENSES

ANTOLOGÍA DEL CÍRCULO DE ESCRITORES SAN JORGENSES
Editorial Acosta -Santa Fe- (Argentina)